4,254

Muertos se han acumulado solo entre enero y febrero de este año, la mayoría se concentra en 10 entidades del país


Entre los estados donde la violencia ha repuntado en el primer bimestre del 2017 están Oaxaca, Morelos, Colima y Puebla


“Las cifras con las que habrá de cerrar el gobierno de Peña Nieto en el tema de homicidios podrían ser, si no mayores, al menos sí iguales a las que se registraron en el periodo de Felipe Calderón”

Luis Soriano

Presidente del colectivo Voz Ciudadana

La estrategia federal contra el crimen organizado no ha dado resultados.

Los índices de violencia siguen al alza.

El número de víctimas que ha cobrado la guerra contra el narcotráfico, a 21 meses de que concluya el actual sexenio, ya alcanza el 72.1 por ciento de la cifra acumulada de muertos registrada durante la administración pasada.

El primer bimestre del 2017 resulta ser ya el periodo más violento de todos los registrados desde los gobiernos de Vicente Fox y Felipe Calderón. Fuentes extraoficiales del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (CISEN) lo atribuyen “al reacomodo de los cárteles de las drogas”.

Solo entre enero y febrero de este año se han acumulado ya 4 mil 254 muertos, que en su mayoría se concentran en 10 entidades del país: Estado de México, Guerrero, Chihuahua, Baja California, Michoacán, Veracruz, Sinaloa, Jalisco, Guanajuato y Oaxaca, que contabilizan el 62.7 por ciento de todos los homicidios registrados.

De todas las entidades más violentas de México destaca el Estado de México, en donde a la sangrienta disputa por el control de plazas y rutas de trasiego de  drogas  que  mantienen los cárteles de Los Zetas, Los Caballeros Templarios, La Familia y el Cártel Jalisco Nueva Generación, se atribuyen las 359 ejecuciones registradas solo en el primer bimestre del 2017.

La segunda entidad más violenta del país, al menos durante los primeros dos meses de este año, es Guerrero, en donde, de acuerdo a fuentes de la PGR, se mantiene una disputa abierta entre los cárteles de los Hermanos Beltrán Leyva, del Pacífico, Caballeros Templarios y La Familia, que ha dejado ya 340 muertos en menos de 60 días.

En la tercera posición de los estados más violentos se ubica el estado de Chihuahua, en donde la confrontación de los cárteles de Sinaloa y Juárez ha dejado, tan solo en enero y febrero de este año, un total de 327 ejecutados, que representa un promedio de más de cinco asesinatos por día.

Si la tendencia de homicidios sigue, explicó el abogado Luis Soriano, presidente del colectivo Voz Ciudadana, organización que le da seguimiento al tema de  la  violencia  en  el país, “las cifras con las que habrá de cerrar el gobierno de Peña Nieto en el tema de homicidios podrían ser, si no mayores, al menos sí iguales a las que se registraron en el periodo de Felipe Calderón”.

A consideración del presidente  del  citado  colectivo, las estadísticas de asesinatos durante el actual periodo de gobierno, podrían ir al alza, “si tomamos en cuenta que el año que entra es año electoral, y siempre los índices de homicidios repuntan previo a las elecciones, cuando los grupos del crimen intentan influir en los resultados electorales”.

Sumado a lo anterior, para Luis Soriano Peregrina, “conforme vayan avanzado los trabajos de búsqueda de desaparecidos, en la identificación de cuerpos en fosas clandestinas, el número de homicidios crecerá”.

Homicidios por bimestre enero-febrero

De acuerdo a datos oficiales, en los últimos 17 años las cifras de asesinatos en México se han incrementado notablemente:

>> 2000 2,476

>> 2011 3,553

>> 2017 4,254

El bimestre más sangriento

De acuerdo a las cifras oficiales del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, el bimestre enero-febrero del 2017, es a la fecha el más sangriento que se ha registrado en México en los últimos 17 años.

Cabe recordar que el 2011, en el periodo del presidente Felipe Calderón, es considerado el más violento en el país, al acumularse 22 mil 852 asesinatos y 3 mil 553 homicidios dolosos. Siguiendo las estadísticas del 2012 cuando se contabilizaron 21 mil 736 homicidios atribuidos a la guerra contra el narcotráfico.

Las cifras de la actual administración federal se han comenzado a aproximar a la pasada, al registrarse, solo en el 2016, un total de 20 mil 792 asesinatos dolosos en todo el país, que en su mayoría ocurrieron en los estados en donde se desplegó la estrategia nacional de seguridad contra la delincuencia.

De acuerdo al informe más reciente del SESNSP, tomando en cuenta los 4 mil 254 homicidios dolosos registrados en un periodo de apenas 58 días, el índice de ejecuciones resulta alarmante pues ha alcanzado su máximo histórico al registrarse un promedio de 73 homicidios por día.

Las entidades más violentas

Entre las entidades que más han contribuido a la elevada cifra de asesinatos que se registra en todo el país se encuentra el estado de Baja California, que en el primer bimestre de este año contabilizó un total de 276 homicidios dolosos, todos atribuidos a la disputa entre los cárteles de Sinaloa, de Tijuana y Jalisco Nueva Generación.

A la lista de entidades más violentas también se suma Michoacán, en donde la confrontación entre los cárteles de Los Caballeros Templarios y Jalisco Nueva Generación, sumado a la resistencia que mantienen los grupos de autodefensas, han acumulado ya un total de 268 homicidios dolosos.

En la sexta posición de los estados más peligrosos del país se encuentra Veracruz, en donde en los primeros dos meses del 2017, 261 asesinatos violentos fueron acreditados.

A causa de la disputa al interior del Cártel de Sinaloa, dicho estado se ubica entre los más violentos del país, al registrarse un total de 242 ejecuciones, incluidas dentro de la llamada guerra contra el narco.

En Jalisco, la abrazadora presencia del Cártel Jalisco Nueva Generación es a la que se le atribuye el crecimiento notorio de los homicidios dolosos, al registrarse en esa entidad un total de 221 asesinatos, solo en los primeros dos meses de este año, igual que en Guanajuato, donde la estadística marca ya son 227 los homicidios.

Entre los estados donde la violencia ha repuntado solo en el primer bimestre del 2017 se encuentran Oaxaca, con 148 ejecuciones; Morelos, con 131; Colima y Puebla con 128 asesinatos cada uno, donde los homicidios son atribuidos a la confrontación entre los grupos delincuenciales que operan en la zona.