La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) dotará de armamento de alto calibre a elementos de Fuerza Civil, anunció el gobernador Samuel García, tras los recientes acontecimientos violentos en los municipios rurales de Nuevo León.

Durante el evento de incineración de droga en el Campo Militar de la Séptima Zona Militar, el mandatario informó que se trata de 200 fusiles HK-G3 que fueron cedidos en comodato a la corporación policial para hacer frente a la delincuencia organizada.

“Y nos van a adoptar a partir de ya 200 fusiles automáticos HK-G3 que tienen una capacidad de fuego muy fuerte, muy importante, que es necesaria para la policía local, consta de 197 fusiles de diferente dimensión y de mil cargadores de cartuchos de mejor armamento con más fuerza y con más potencia”, dijo el mandatario. 

Estos fusiles de combate son de fabricación alemana y habitualmente sólo los portan las fuerzas militares.

Las armas serán cedidas mediante el esquema de comodato, donde el Ejército mexicano es dueño de los fusiles que serán prestados a los policías de Fuerza Civil. Pero no se determinó el tiempo estimado que durará de este esquema.

Cabe recordar que elementos de Fuerza Civil han recibido diferentes ataques por miembros de la delincuencia organizada en el municipio de Anáhuac, donde ya suman siete policías abatidos de esta corporación.

El más reciente ocurrió el lunes, cuando un policía estatal que conformaba el grupo de custodia de la caravana de vacunación de COVID-19, fue herido en sus piernas. Fue trasladado para atención médica pero falleció.

Queman kilos de droga FGR y Sedena

La Fiscalía General de la República (FGR) con sede en Nuevo León y la Sedena incineraron un total de seis toneladas de droga. Los estupefacientes fueron asegurados en varios operativos en la entidad.

El evento estuvo encabezado por el comandante de la Séptima Zona Militar, José Luis Chiñas, y el delegado de la FGR, Gonzalo Sánchez Betanzos, quienes estuvieron acompañados por el gobernador, Samuel García.

Se informó que se quemaron 50 kilos de mariguana, 127 kilos 900 gramos de clorhidrato de cocaína, 35 kilos 415 gramos de metanfetamina, 12 kilos y 40 gramos de cocaína, entre otros. 

“Lo que hoy veremos es una demostración de que en Nuevo León no va a pasar la droga impunemente, vamos a sancionar de la manera más severa a quienes distribuyen, comercializan y venden drogas”, dijo el mandatario estatal.

Te puede interesar: Atacan convoy de Fuerza Civil que custodiaba vacunación transfronteriza en NL; hay un muerto