La Secretaría de Salud informó que, a partir de la próxima semana, la Ciudad de México regresará a semáforo amarillo, luego de pasar 15 días en la fase verde que representa el menor riesgo de contagio.

La capital del país es la única entidad de varias en el centro del país que perdió el estatus verde, mientras que estados vecinos como el Estado de México, Morelos, Puebla e Hidalgo conservaron dicho color.

De esta manera, el semáforo amarillo en la entidad gobernada por Claudia Sheinbaum Pardo comenzará a operar el próximo lunes 21 de junio y se extenderá, al menos, hasta el domingo 4 de julio.

Lee también: Todo sobre vacunación a personas de 40 a 49 años en Iztacalco, Azcapotzalco y Cuauhtémoc

En entrevista con W Radio, Eduardo Clark García Dobarganes, director General de Gobierno Digital de la Agencia Digital de Innovación Pública, confirmó que el cambio se debió a que la ciudad pasó del mínimo de ocho puntos a nueve.

Indicó que se trata de un tema de décimas y precisó que el número de hospitalizaciones y contagios continúa en los niveles más bajos, pero es normal que ocurra esto, pues la CDMX se encuentra en el límite entre ambos colores.

Añadió que no dieron la noticia en la conferencia matutina de Sheinbaum Pardo, pues se abordaron otros temas como la vacunación en Azcapotzalco, Cuauhtémoc e Iztacalco, así como la ampliación del Metrobús emergente en avenida Tláhuac por el desplome en Línea 12.

También explicó que el cambio de semáforo no implicará la suspensión de clases presenciales en la ciudad, pues la condición para estas era que el personal educativo fuera vacunado y no estaba relacionado con el semáforo.