¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Reporte
Nacional

STJE

Se perfila Vega Pámanes

Ángel Plascencia

Aunque la elección todavía no se realiza, el Supremo Tribunal de Justicia del Estado de Jalisco (STJE) ya tiene un candidato con el respaldo de la mayoría de los magistrados. 

Las negociaciones al interior del STJE ya tuvieron lugar y se llegó a un acuerdo. 

Al principio existía resistencia por parte de varios magistrados opositores a la administración de Celso Rodríguez. 

Pero desde hace días este grupo de 15 magistrados analizó pros y contras de la designación de Luis Carlos Vega Pámanes, y lo vieron como la opción más viable. 


Dic 11, 2012
Lectura 8 min

El viernes 14 de diciembre se votará por el magistrado presidente del STJE, pero ya existe una tendencia bastante clara

El grupo de 15 magistrados opositores a Celso Rodríguez analizó la designación de Luis Carlos Vega, y la vieron como la opción más viable

Aunque la elección todavía no se realiza, el Supremo Tribunal de Justicia del Estado de Jalisco (STJE) ya tiene un candidato con el respaldo de la mayoría de los magistrados. 

Las negociaciones al interior del STJE ya tuvieron lugar y se llegó a un acuerdo. 

Al principio existía resistencia por parte de varios magistrados opositores a la administración de Celso Rodríguez. 

Pero desde hace días este grupo de 15 magistrados analizó pros y contras de la designación de Luis Carlos Vega Pámanes, y lo vieron como la opción más viable. 

Vega Pámanes, ligado al padre del gobernador electo Jorge Aristóteles Sandoval Díaz, sería la designación más conveniente para el próximo dirigente del Ejecutivo estatal. 

Y para el grupo de magistrados entre los que se encuentran Juan José Rodríguez López, Gilberto Ernesto Garabito, Manuel Higinio Ramiro Ramos, entre otros, su consenso los llevó a no traicionar dos cuestiones que acordaron como grupo. 

La primera, no reelegir al actual magistrado presidente Celso Rodríguez. 

La segunda, que tampoco se designara a un candidato ligado a él, como es el caso de Federico Hernández Corona. 

Por eso antes de una sesión especial el día de ayer en el Supremo Tribunal, hubo una reunión con 12 magistrados de este grupo en el café del Hotel De Mendoza, a un costado del Teatro Degollado, a menos de una cuadra del edificio que aloja a los magistrados. 

Una vez reunidos llamaron a Vega Pámanes para que los acompañara, y éste acudió. 

En la reunión le reiteraron su apoyo, con lo que se asegura una mayoría de votos en el pleno.  

También los magistrados le hicieron peticiones para que en la próxima administración haya acuerdos, sea “parejo con todos” y, sobre todo, propicie la unidad.

Y aunque estaban escépticos sobre la designación del magistrado ligado al grupo político de los priistas Javier Guízar y Javier Galván, al final terminaron por aceptarlo como el posible próximo presidente. 

La oposición a Celso Rodríguez fue factor de unidad. Y es que para este grupo, en los siete años de la actual administración, no hubo crecimiento. 

Por eso, para el viernes 14 de diciembre que se votará al nuevo dirigente, ya existe una tendencia bastante clara. 

Porque en las reuniones previas a puerta cerrada, es cuando se define al candidato que la mayoría votará. 

Es como se estila, según indicó el magistrado Juan José Rodríguez, pues entre un grupo de 33 magistrados, es más fácil ponerse de acuerdo de ese modo. 

Los opositores a la administración de Celso Rodríguez ya tienen claro que lo que causaría menos fracturas, sería la designación de Vega Pámanes. 

Carrera policiaca, más que judicial 

Luis Carlos Vega Pámanes es un magistrado cercano a los círculos del padre del gobernador electo Jorge Aristóteles Sandoval Díaz. 

De hecho, al igual que Jorge Leonel Sandoval Figueroa, Vega Pámanes llegó al Supremo Tribunal impulsado por Javier Guízar, cuando éste fue presidente del PRI en Jalisco. 

Y fue colaborador cercano de Javier Galván, otro presidente del PRI en el estado de Jalisco. 

Las críticas que realizaban a su trabajo es que su carrera es principalmente policiaca, más que judicial. 

Antes de ser magistrado, fue jefe policiaco de Puerto Vallarta. 

Esta cercanía con los sectores priistas fueron lo que lo llevaron a su cargo, y algunos magistrados veían con recelo que se fuera a “politizar” más el ambiente en el órgano jurisdiccional. 

Y es que finalmente, aunque el gobernador electo dijo que se mantendría fuera del proceso de selección del presidente, Guízar Macías, uno de los principales impulsores de la candidatura de Jorge Aristóteles desde que fue diputado local, terminó haciendo de negociador. 

En los últimos días diversos actores del STJE se pronunciaron entorno a la intromisión de sectores políticos locales en las elección del presidente. 

Se señaló a Javier Guízar como uno de los más activos en la definición de la planilla de candidatos. 

De hecho el 8 de diciembre en una reunión con 20 magistrados asistió el ex dirigente del PRI y el padre del gobernador, y desde ahí se decidió que se apoyaría a Vega Pámanes. 

Por eso a tres días de la votación, el grupo de opositores a Celso decidió manifestar su apoyo al candidato ligado a los sectores priistas. 

Familia en la nómina

Al igual que otros magistrados del Supremo Tribunal de Justicia del Estado, Vega Pámanes tiene a dos de sus parientes en la nómina. 

Se trata de su hermano y su hijo. 

El hermano del magistrado, Horacio Vega Pámanes, es el secretario relator en la Sala de Adolescentes Infractores. 

Y su hijo, Luis Carlos Vega González, está en el Departamento de Auxiliares de la Administración de Justicia como jefe de departamento. 

Ambos aparecen en la nómina del STEJ. 

Según el tabulador, el puesto de secretario relator tiene un sueldo bruto de 44 mil 292 al mes y tiene una compensación también mensual de 2 mil 999 pesos. 

Un jefe de departamento –según este tabulador que está en la página web del STEJ- gana 29 mil 343 pesos y tiene una compensación mensual de 2 mil 400 pesos. Aunque en la nómina aparece el hermano con un sueldo neto –aparentemente quincenal, porque no se especifica- de 13 mil 643.38 pesos; y el  hijo aparece con un sueldo de 8 mil 744.19.  

Así que quien se perfila como el próximo presidente del STEJ permitirá tal vez sanar las fracturas del órgano, para que el Poder Judicial avance con acuerdos y unidad. 

Pero en cuanto a las prácticas de nepotismo y favoritismo que se le criticaron tanto a la administración de Rodríguez González, Vega Pámanes no parece estar exento.

Guízar: vinculación de poderes 

La posible designación de Luis Carlos Vega Pámanes como magistrado presidente del STJE abre un nuevo capítulo en las relaciones de poder entre los priistas. Y es que Vega Pámanes es cercano al priista Javier Guízar.

Personaje que mantuvo estrecha relación con el padre del gobernador electo, el magistrado Leonel Sandoval, a quien se le atribuye la carrera política de su hijo, Jorge Aristóteles Sandoval. 

Las relaciones de Guízar y los Sandoval se remontan a antes del 2003, tiempo en el que tanto Aristóteles como su padre se vieron beneficiados con puestos de representación popular.

Ese periodo legislativo coincide con el mandato de Javier Galván -del grupo Guízar- como presidente del PRI Jalisco.

En esa época padre e hijo compartieron distrito: Aristóteles fue diputado local y Leonel federal, ambos por el Distrito 11, de 2003 a 2006.

Al término de ese periodo, Aristóteles Sandoval buscó la candidatura por Guadalajara, pero le cedió el lugar a Leobardo Alcalá Padilla -del grupo UdeG- tras presiones de la militancia, que exigía el cese de favores en las designaciones a candidatos.

Tras la caída de Javier Galván de la presidencia del PRI Jalisco, luego de la derrota de Arturo Zamora en 2006, entró Javier Guízar, quien enfrentó otra severa crisis al interior de su partido debido al desprestigio ganado por su grupo.

La toma del edifico del PRI por parte de los grupos tradicionales de ese partido  encabezados por Alfredo Barba, de la CROC, y Rafael Yerena Zambrano, de la CTM,  hicieron que Guízar abandonara el PRI.

No sin antes dejar acuerdos con el entonces candidato a la alcaldía de Guadalajara Jorge Aristóteles Sandoval Díaz.

En la lista de regidores del PRI en Guadalajara estaba Javier Galván, quien después se convirtió en el coordinador de su fracción.

Por mucho tiempo se dijo que entre los acuerdos de Sandoval y Guízar estaba el interinato de la presidencia que debía cubrir Galván a la salida de Aristóteles Sandoval.

Pero Sandoval Díaz rompió el vínculo con el grupo Guízar y dejó a su incondicional Francisco Ayón López.

Hoy, la posible designación de Vega Pámanes marca una nueva era en la relación del grupo Guízar y los Sandoval Díaz.


Notas relacionadas

Dic 16, 2012
Lectura 4 min

STJE

Llegó quien esperaban

Víctor Fernández


Dic 16, 2012 Lectura 4 min

Dic 16, 2012
Lectura 11 min

STJE

‘Es saludable otro presidente’

Ángel Plascencia


Dic 16, 2012 Lectura 11 min

Comentarios