El recuento después del 30 de septiembre deja los ánimos en alto por parte del estudiantado, pero cierta división. Mientras unos esperan que la resolución del 3 de octubre de el cese al paro, otros buscan reanudar sus clases cuanto antes.

Hay recelo y hermetismo, sin embargo, en exclusiva para Reporte Indigo, algunos estudiantes compartieron sus inquietudes.

“La comunidad Politécnica estamos muy satisfechos con los resultados de la marcha (…) El siguiente paso es esperar el resultado que nos darán el día viernes en secretaría de Gobernación”, comentó un alumno de quinto semestre de la Escuela Superior de Medicina.

El primer asalto vivido con el titular de la Segob fue de gran importancia para los universitarios. 

“Yo creo que nosotros ganamos, (…) lo que ganamos  fue demostrar que estamos unidos y que estamos luchando por algo, que no es un juego, que no es un capricho, que no es un movimiento”.

Lo que más le reconocen al funcionario federal fue su disposición al diálogo, sobre todo cuando –aseguran- la directora general de IPN, Yoloxóchitl Bustamante Díez, no recibe a los comités.

“Entonces yo creo que más bien (los aplausos a Osorio Chong) fueron por la emoción de que por primera vez una instancia alta pues si fue capaz de escucharnos y de hacer oír nuestras voces”, señaló otro alumno.

Unos en la lucha, otros inconformes

Al interior de la Escuela Superior de Medicina se aprecia una fortaleza en la que se reciben víveres como si fuese un campo de refugiados. Los aprendices de doctor montan guardias en el perímetro rejado de color vino y mitigan el calor con jugos, agua o refrescos carbonatados.

Pero al exterior, compañeros de escuela que no estuvieron en la marcha, muestran su descontento al carecer de información sólida que les implique reanudar sus clases.

Finalmente, dos alumnas que se pronunciaron como representantes de la escuela alieron a calmar los rumores y aclarar que todavía no había ninguna resolución definitiva.

“Estamos llegando a acuerdos, estamos dialogando, tanto compañeros que están de acuerdo con el paro, defendiendo razones, tanto compañeros que no lo estamos. Es importante que todos se tranquilicen que no peleemos entre nosotros que es lo más importante, no hemos llegado a nada, solo vamos a checar cosas acerca del reglamento interno de la escuela, no nos queremos meter en problemas con discusiones con el reglamento externo porque no tendremos ningún veredicto hasta el viernes y queremos que todo sea de manera pacífica”, explicaron.

Mientras los rojiblancos del IPN toman sus decisiones a puerta cerrada, la tensión crece a sus alrededores. Dicen que el miedo no anda en burro, pero ahora más que nunca parece cabalgar a todo galope.