El presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Carlos Salazar Lomelí, y el director de CFE Internacional, Miguel Reyes, se enfrentaron directamente al debatir la iniciativa de reforma eléctrica propuesta por el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), durante el foro de parlamento abierto organizado por la Cámara de Diputados.

Ambos se enfrascaron en una guerra de cifras y dimes y diretes, ante lo cual el funcionario de la CFE lanzó un reto al líder empresarial.

“Reto al señor Carlos Salazar a que si los datos que hemos presentado aquí no son correctos, presento mi renuncia. Y yo esperaría que él presente la suya al Consejo Coordinador Empresarial si sus cifras son reales y si son mentiras que la presente”.

Pero Carlos Salazar le respondió de inmediato: “El reto me parece totalmente inadecuado, porque es como cuando de joven en la escuela y te digo nos vemos a la salida y a ver quién es más alto, o no sé. Me parece poco serio. Aquí estamos hablando de seriedad, señores diputados no permitan que con cifras de esta naturaleza podamos creer que hay esos despojos”.

Durante su exposición, el presidente de la cúpula empresarial se pronunció en contra de la reforma constitucional en materia eléctrica de López Obrador y llamó a los legisladores no dejarse engañar pues dijo que esta propuesta busca regresar al modelo eléctrico de los años 60s, cuando ahora todo ha cambiado.

Dijo que es falso que las empresas del sector eléctrico operen de manera ilegal o de manera abusiva como se sostiene en el discurso oficial y afirmó que la reforma gubernamental, así como está planteada no lograra bajar las tarifas, ni alcanzar la transición hacia fuentes de generación limpias.

Carlos Salazar cuestionó que el Estado busque mayor control de la industria cuando siempre ha sido el rector del sector eléctrico.

“El sector privado está comprometido con México y con asegurarnos que los mexicanos tengamos suficiente energía barata y limpia, hay más de 150 proyectos a futuro, que equivalen a más de 40 mil millones de dólares de inversión que están ahora detenidos, si hay más oferta bajará el precio”, dijo.

Asimismo, cuestionó:”¿Qué más control necesita el Estado cuándo independientemente de quién genera y cómo se genera la electricidad se tiene todo el control de los costos y de la manera de llevarla a los consumidores? Ahí está la soberanía, señores”.

Y agregó: “Algunos jugadores políticos han dicho que las empresas han operado ilegalmente, siempre. Esto no es cierto, lo hemos dicho siempre: qué se castigue a quien haya violado la ley. No se requiere una reforma constitucional para aplicar las leyes que tenemos, es la obligación de la autoridad aplicarlas”.

Asimismo, manifestó que en los últimos tres años la inversión de la CFE en el sector ha sido cero y dijo que como representante del Consejo Coordinador Empresarial están dispuestos a negociar, pero una reforma secundaria.

“Un sistema eléctrico eficiente que combine la rectoría del Estado con el mercado y la inversión privada, requiere de una regulación, pero justa e independiente que impida abusos, disminuya pérdidas injustificadas a los participantes. La reforma debe ayudar a fortalecer las finanzas públicas y los programas sociales, reducir la pobreza que es lo que más nos preocupa y ocupa, hace a México más competitivo, generar más empleo y haya mayor bienestar a los mexicanos”.

Lee también: Ruta para dictaminar reforma eléctrica comenzará el 25 de febrero: Ignacio Mier

En contraste, funcionarios de la Comisión Federal Electricidad que participaron en el foro salieron en defensa de la propuesta presidencial.

Miguel Reyes, director de CFE Internacional, sostuvo que la reforma busca acabar con los abusos y los contratos leoninos que se pactaron en el sexenio anterior, para conformar un sistema eléctrico de privilegios en favor del sector privado en detrimento de los mexicanos y el sector público.

Insistió en que la Comisión Federal de Electricidad deje de ser objeto de saqueo, robos y abusos. “Estamos financiando a una élite que vive de eso”.

En el debate también participaron Mariana Campos, de México Evalúa, quien manifestó su postura en contra de la iniciativa del Ejecutivo, al igual que Francisco Salazar, ex presidente de la Comisión Reguladora de Energía, quien dijo que el costo de la electricidad aumentará con esta reforma.