Desde antes de las elecciones del domingo, los reflectores estaban puestos en Baja California.

En la única entidad donde se votó para elegir gobernador, se esperaban conflictos. Y no defraudó.

Minutos después de que fueran cerradas las casillas, los candidatos de la coalición Unidos por Baja California (PAN-PRD-Panal-PEBC) y de Compromiso por Baja California (PRI-PVEM-PT-PES) salieron a cantar sus triunfos. Para celebrar, ambos eligieron la Glorieta a Cuauhtémoc, en Tijuana.

Mientras los candidatos festejaban, el Consejo General del Instituto Electoral y de Participación Ciudadana (IEPC) de Baja California se reunió para definir el acuerdo de no validar los resultados del Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP).

Las fallas detectadas en el cómputo del PREP desde la noche del 7 de julio fueron confirmadas por PRIOSI, la empresa encargada del sistema, la cual reconoció que hubo un error aritmético en las sumatorias de los porcentajes.

El IEPC detuvo el PREP pasadas las 12:00 horas, con 97.42 por ciento de las actas computadas. Hasta ese momento, la ventaja era de 3.02 puntos a favor de Francisco Vega de Lamadrid, candidato de la coalición Unidos por Baja California.

Con el 97 por ciento de las actas computadas, Vega de Lamadrid tenía una ventaja de 47.16 por ciento respecto al abanderado de la alianza Compromiso por Baja California, Fernando Castro Trenti, quien sumaba 44.14 por ciento de los votos de los bajacalifornianos.

Durante la madrugada del domingo, cinco de siete consejeros acordaron mantener los resultados del PREP, pero sin darles validez. 

Determinaron que el conteo sería organizado por el director de Informática del IEPC, Gabino Urisquieta, quien se basaría en la información obtenida de los resultados colocados en las sábanas de cada casilla electoral.

El propio candidato priista, Castro Trenti, citó a una rueda de prensa para dar a conocer el método del nuevo conteo.

 Sin embargo, de acuerdo a Notimex, ayer en la tarde el presidente del Consejo General del IEPC de Baja California, César Castro Bojórquez, negó que se fuera a instrumentar un PREP alterno o manual con las actas electorales, como lo dijo el candidato tricolor.

 Reconoció que algunos consejeros habían planteado hacer el conteo de forma manual para tener certeza de las tendencias antes del miércoles, cuando inicia el cómputo formal de los paquetes. Sin embargo, al final se retiró la propuesta, ya que se consideró que podía generar más incertidumbre que certeza.

Dijo que, en todo caso, la Dirección de Informática del IEPC presentará datos como el nivel de participación y abstencionismo, pero no tendencias de quién se perfila como triunfador de la jornada.

 Llamó a todos los candidatos a gobernador, alcaldes y diputados locales a guardar la calma, a no hacer pronunciamientos triunfalistas, a no exacerbar al electorado y a esperar al próximo miércoles, cuando inicia el conteo oficial que podría concluir el domingo 14 de julio.

Francisco Gárate, representante de la coalición Unidos por Baja California, que postuló a Francisco Vega, también rechazó un eventual PREP alterno, ya que solo abonaría desconfianza al proceso electoral y no tendría certeza jurídica.

Es inviable la propuesta del Partido Revolucionario Institucional (PRI) de realizar un PREP “a la antigüita”, es decir, manual y tomando la lectura de las llamadas “sábanas”, aclaró.

Un mal de origen

Fernando Castro Trenti afirmó que el PREP carece de validez, incluso preliminar, porque “está viciado de origen” por las fallas técnicas que presentó durante el conteo de votos en la elección para gobernador en Baja California.

“Es algo aberrante lo que sucedió con la empresa operadora” del PREP, dijo.

En conferencia de prensa, el candidato de la alianza Compromiso por Baja California dijo que aceptará el resultado de las elecciones cuando se realice el cómputo oficial. “¿Por qué no lo hago hoy?, porque la actividad electoral dice que no sirve lo que hicieron”.

Precisó que desde que el PREP llevaba 8 por ciento de avance en el cómputo de las casillas, su equipo notó fallas en los porcentajes, lo cual fue confirmado por la empresa PIOSI. Por ello, el Instituto Electoral de la entidad declaró que los resultados preliminares  no serían validados.

Castro Trenti dijo que su partido recurrirá al viejo método del conteo individual de las actas. 

Hay que recurrir a la “vieja calculadora”, como debió hacerlo el Instituto Electoral, concluyó.

Las fallas del PREP

> Los porcentajes de votación que la página web atribuía a cada candidato no sumaban 100 por ciento.

> La suma de los sufragios contabilizados para cada abanderado, para candidatos no registrados y de votos nulos tampoco totalizaba el número reportado por el sitio web oficial del IEPC.