¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Reporte
Nacional
imagen principal

LXIVLegislatura

Se alista batalla entre diputados y senadores por comisiones legislativas

Imelda García

Las bancadas de los partidos en la Cámara de Diputados y el Senado tendrán su primer enfrentamiento por definir quién presidirá las comisiones legislativas más importantes y con ello llevar la batuta para construir las reformas que transiten en el Congreso


Ago 31, 2018
Lectura 7 min
portada post

Una vez que arranque el trabajo del Congreso de la Unión este sábado, el siguiente jaloneo será por presidir las comisiones legislativas.

Es en estos órganos de la Cámara de Diputados y el Senado donde se deciden y se discuten todos los asuntos legislativos que después llegan al pleno.

Presidir estas comisiones significa llevar la batuta en los tiempos y la forma en que se construyen los acuerdos para que las reformas transiten en el Congreso; los presidentes de estos grupos legislativos son los constructores de esos cambios.

Es por ello que las diferentes bancadas buscan presidir las comisiones más importantes, pues tendrán mayor influencia en las decisiones del Legislativo.

Sin embargo, no hay ninguna disposición que establezca cómo debe ser el reparto de las presidencias de estos órganos, por lo que todo se basa en negociaciones entre las fuerzas políticas

Esta negociación se basa en un estudio hecho por los órganos administrativos de las Cámaras en la que se determina cuántas comisiones corresponderían a cada bancada, de acuerdo con el número de diputados que tiene cada una.

Con el respaldo de su amplia mayoría legislativa, Morena lleva mano para presidir las comisiones más importantes: Presupuesto, Hacienda, Gobernación, Puntos Constitucionales y Justicia, entre otras.

Al tener el grupo más numeroso de legisladores, Morena podría hacerse del control de al menos el 40 por ciento de las comisiones en el Senado y quizá el 50 por ciento en la Cámara de Diputados.

El jaloneo es por más que solo cargos: cada una de las comisiones recibe prerrogativas mensuales para desarrollar su trabajo, aunque esto podría cambiar en la 64 Legislatura con el plan de austeridad que promueven Morena y sus aliados.

La consultora Integralia, que preside Luis Carlos Ugalde, sostiene que las comisiones son uno de los gastos más onerosos del Congreso y algunas de ellas tienen nulos resultados.

Las joyas de la corona

Algunas comisiones del Legislativo son consideradas como las joyas de la corona en el Congreso por el peso de las decisiones que se toman en ella.

La comisión más importante de todo el Legislativo es la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública, que es donde se decide el destino de los recursos públicos año con año.

Tradicionalmente, el partido en el Poder Ejecutivo se queda con la presidencia de la Comisión de Presupuesto, pues es su brazo en el Legislativo para decidir el destino del dinero público para el año siguiente.

En la 64 Legislatura no será la excepción. Morena tendrá la presidencia de la Comisión de Presupuesto.

Su principal experto en el tema de finanzas públicas —Mario Delgado— es coordinador de la bancada, por lo que no podrá ser presidente de esta Comisión, pero se revisan ya los perfiles para determinar quién la presidirá.

Por la importancia de la política de austeridad que impulsará el gobierno federal es vital para Morena quedarse con la presidencia de esa Comisión.

Otra tradición también es que la Comisión de Hacienda y Crédito Público, que define entre otras cosas la forma en que el país recibirá los ingresos, queda en manos de la segunda fuerza política, que en este caso es el PAN.

Uno de los perfiles que podría dirigir esa comisión es José Isabel Trejo, del PAN, quien tiene experiencia en ese tema y porque ya presidió esa comisión.

La Comisión de Puntos Constitucionales es otra de las que será más demandada en esta Legislatura, pues es ahí donde se procesan los cambios a la Constitución Política mexicana.

Para ella se perfilan nombres como los de Pablo Gómez, de Morena, o Dulce María Saurí, del PRI. Importante en ambas Cámaras es también la Comisión de Gobernación, que estudia todas las iniciativas que afecten el desarrollo de la política interna del país.

100 mil pesos recibe cada senador que integra una comisión

Quien ambiciona a presidir dicha comisión es Héctor Serrano, ex secretario de Gobierno de la Ciudad de México.

En cada Legislatura, dependiendo de los temas que se discutan, ciertas comisiones cobran mayor relevancia.

En los primeros cuatro meses del Congreso, serán no solo las de Presupuesto y Hacienda las que tengan un papel protagónico, sino otras como Educación, por la Reforma Educativa, que podría ser presidida por Irán Santiago Manuel, perteneciente a la CNTE; o de Energía, por posibles cambios a la Reforma Energética, y para la que el priista Enrique Ochoa ya ha levantado la mano.

En cada Legislatura, los congresistas acuerdan la conformación de comisiones especiales de acuerdo a ciertos temas que se vayan a impulsar.

Sin embargo, por la política de austeridad que es impulsada en el Congreso por Morena, se ha determinado que no se abrirán nuevas comisiones especiales, pues cada una de ellas tiene un gasto millonario a lo largo de los tres años de la Legislatura.

Gasto millonario

La existencia de decenas de comisiones legislativas no solo pulveriza el trabajo parlamentario, sino que representa un gasto millonario para las partidas del Congreso.

En la 63 Legislatura, la Cámara de Diputados tuvo 56 comisiones ordinarias y 46 especiales; en el Senado, funcionaron 64 ordinarias y 16 especiales.

En su octavo Reporte Legislativo, la consultora Integralia, señala que el 28 por ciento de comisiones especiales en San Lázaro no tuvo siquiera una reunión de trabajo más allá de su instalación.

Liderar comisiones es por más que solo cargos: cada una de las ellas recibe recursos mensuales para desarrollar su trabajo, aunque esto podría cambiar con el plan de austeridad que promueven el Morena y sus aliados

El Senado, por ejemplo, entrega 200 mil pesos al grupo parlamentario al que pertenece el presidente de cada comisión, así como 100 mil pesos por cada legislador que la integra, según datos de la Auditoría Superior de la Federación.

En la Cámara de Diputados, las comisiones ordinarias tienen ingresos de 1.3 millones de pesos cada año para su personal —asesores, secretarios técnicos, entre otros funcionarios—, además de otras prestaciones como telefonía o vehículos, de acuerdo con información de la propia Cámara baja.

La existencia de estas comisiones obedece, en ocasiones, al pago de favores políticos a ciertos legisladores, a quienes se les otorga la presidencia de una comisión para que tenga acceso a más recursos.

Los nuevos coordinadores de Morena en ambas Cámaras, Mario Delgado en Diputados y Ricardo Monreal en el Senado, se han pronunciado por disminuir el número de comisiones y prohibir que se constituyan las especiales.

28 por ciento de las comisiones especiales en San Lázaro no mantuvieron ninguna reunión

El Congreso tiene el mes de septiembre para constituir estos órganos legislativos, por lo que a partir de mañana los jaloneos entre los grupos parlamentarios estarán a la orden del día para buscar quedarse con las presidencias.


Notas relacionadas

Sep 21, 2018
Lectura 4 min

Sep 14, 2018
Lectura 7 min

Sep 5, 2018
Lectura 3 min

Sep 5, 2018
Lectura 7 min

LXIVLegislatura

Congreso a toda velocidad

Imelda García


Sep 5, 2018 Lectura 7 min

Comentarios