La primera sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) aprobó continuar con la suspensión que evita la siembra de maíz transgénico con fines comerciales.

Por unanimidad y sin discusión, los ministros y ministras negaron los cuatro amparos que interpusieron las empresas transnacionales Bayer-Monsanto, Syngenta, PHI y Dow contra la decisión judicial que les impide sembrar maíz transgénico en México para fines comerciales.

En su fallo, la SCJN argumentó que sembrar maíz transgénico pondría en riesgo la biodiversidad de México.

Pese a que las empresas trasnacionales plantearon más de 130 argumentos, por unanimidad, los ministros rechazaron los amparos.

El proyecto aprobado fue presentado por la ministra Norma Lucía Piña Hernández.

Lee: Cofepris rechaza por primera vez un permiso de maíz transgénico; Bayer se inconforma

También se determinó que los jueces que intervengan en un juicio de acción colectiva “pueden dictar cualquier medida que consideren pertinente para proteger los derechos e intereses de una colectividad”, siempre que se cumpla con los requisitos de ley.

Al respecto, la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) expresó que “se congratula” con la decisión de la SCJN.

En un comunicado, la Semarnat indicó que “la Justicia de la Unión no ampara ni protege a Monsanto Comercial Semillas y Agroproductos S.A. de C.V., PHI-México, S.A. de C.V., Syngenta y Dow Agrosciencies contra los actos reclamados”.

Mientras que la agrupación Demanda Colectiva Maíz calificó la decisión de histórica ya que ratifica la medida precautoria que ha protegido a los maíces nativos del país.

“Esta decisión es trascendental para la preservación de los maíces nativos y la milpa, pero también para el sector apícola y para las abejas mismas, como parte de la biodiversidad, que han sido severamente afectadas por el ingreso de los transgénicos como la soya y el maíz, al igual que el uso de agrotóxicos como el glifosato”, señaló el colectivo.