El Sistema de Administración Tributaria (SAT) anunció que a partir del 1 de enero de 2017 los diputados pagarán impuestos en caso de no comprobar apoyos y bonos.

Medios nacionales informaron que a partir del próximo año, los legisladores tienen que comprobar el gasto de los recursos que reciban como 45 mil 786 pesos por concepto de asistencia legislativa y 28 mil 772 pesos por atención cuidadana.

A través de un oficio, el SAT detalló que en caso de no comprobar lo anterior, los miembros de la cámara baja pagarán el Impuesto sobre la Renta (ISR).

En el documento se indica que también deberá comprobarse gastos de gestión parlamentaria, gastos de viajes en actividades oficiales y apoyo para traslado, entre otros.

Posteriormente, Mauricio Farah, secretario general de este órgano legislativo, explicará a los coordinadores parlamentarios más detalles al respecto en conjunto con Osvaldo Santín Quiroz, titular del SAT, para saber cómo facturar tales recursos.