El Gobierno de Nuevo León y la Comisión Nacional del Agua (Conagua) suscribieron un convenio de coordinación para establecer lineamientos, conjuntar recursos y formalizar acciones en materia de infraestructura hidroagrícola, agua potable, alcantarillado y saneamiento. En ese evento, el gobernador Samuel García alertó por los bajos niveles de almacenamiento de las tres presas de Nuevo León: El Cuchillo, La Boca y Cerro Prieto.

“No voy a decir en una crisis pero sí en una alerta. El año pasado llovió 50 por ciento por debajo del promedio histórico y eso, por obvias razones, tiene a las tres presas por debajo de la mitad. El Sistema Meteorológico Mexicano dice que de aquí a mayo va a haber 40 o 50 por ciento menos de precipitación de lluvias promedio. Entonces, eso nos obliga a estar bien coordinados con la autoridad federal, a buscar los mejores perfiles, no tengo duda que se nombró al mejor en Agua y Drenaje, Juan Ignacio Barragán”, dijo el mandatario.

Las secretarías que, de ser necesario, se sumarían a aplicar las medidas extraordinarias son la de Medio Ambiente de Alfonso Martínez, la de Participación Ciudadana de Ximena Peredo y la de Desarrollo Regional de Marco González.

Reporte Índigo adelantó que en la Zona Metropolitana de Monterrey (ZMM) existía una reserva de agua importante que podría ayudar a sortear el problema del agua. Pero esos pozos fueron concesionados por Conagua a la Iniciativa Privada (IP).

Por ello, Servicios de Agua y Drenaje de Monterrey (SAyDM), a cargo de Juan Ignacio Barragán Villarreal, debe tener una coordinación con la Conagua para implementar una política sustentable. De lo contrario toda el agua que hay en la entidad tendrá un reparto inequitativo, como está sucediendo, pues el uso para la ciudadanía es mínimo en comparación con el de la industria.

“Estoy muy contento de que, en esos pozos que tiene ya consignados la Iniciativa Privada, estamos ahorita en pláticas para que, sin costo, utilizar esos excedentes que no van a requerir en su proceso industrial”, dijo el mandatario.

El gobernador señaló que ante la alerta por la falta de lluvias en la entidad, es necesario explorar nuevos mecanismos de ahorro y de captación.

También puedes leer: Reserva de agua de Monterrey, bajo tierra y privada