Luego de que la Arena Ciudad de México fuera clausurada de forma temporal, la madrugada de este miércoles los sellos fueron retirados; no obstante, tras este hecho Ricardo Salinas Pliego no se quedó callado y relató lo qué sucedió.

Conoce más: Esto sabemos de la clausura temporal de la Arena Ciudad de México tras concierto de Santa Fe Klan

De esta forma, a través de sus redes sociales, compartió que todo fue debido a causa de un servidor público, quien habría estado borracho y participó en la riña; además, aseguró que él fue el responsable de la clausura del lugar al usar sus influencias.

¿Por qué habían clausurado la Arena Ciudad de México?

La Fiscalía General de Justicia (FGJ) de la Ciudad de México había señalado que la Arena Ciudad de México había sido clausurada tras una denuncia por posible agresión física y posterior robo de celular de dos hombres.

De esta forma, se abrió una carpeta de investigación por los delitos de robo agravado y lesiones dolosas, por lo cual personal del Grupo Especial de Reacción e Intervención (GERI) acudió al lugar con una orden de cateo.

Esto para ubicar cámaras de videovigilancia públicas, obtener testimonios y de esta forma poder esclarecer los hechos tras la supuesta agresión. Así, al finalizar con las indagatorias en el lugar se levantó la clausura.

Esto fue lo que pasó: Salinas Pliego

A pesar de esta situación Ricardo Salinas Pliego dio a conocer que la situación había sido distinta e hizo una relatoría de los hechos a través de su cuenta de Twitter, en donde señaló que Rafael Emiliano y Bernardo Azuceno Ramírez participaron en la riña.

No obstante, ellos fueron los más afectados, por lo cual tanto una patrulla como paramédicos de la Arena Ciudad de México los acompañaron para que recibieran la atención necesaria. Habría sido en este momento cuando comenzaron las amenazas.

Lo anterior, debido a que Emiliano Azuceno dijo ser empleado en la Agencia Digital de Innovación Pública y colaborador “muy cercano” de la Fiscalía y de la jefatura de gobierno de la Ciudad de México, por lo que advirtió que demandaría al lugar por la golpiza.

A pesar de ello, los afectados fueron trasladados al hospital Ángeles Lindavista, en donde han recibido atención médica sin costo, ya que Salinas Pliego aseguró que la Arena Ciudad de México ha corrido con todos los gastos.

Sin embargo, el pasado 13 de noviembre, cuando acudieron a visitar a los hombres, estos exigieron que se les pagaran los gastos de lo que perdieron en la riña: un celular y una cadena de oro.

Tras ello, la madrugada del martes realizaron el cateo en las instalaciones; no obstante, el empresario denunció que los agentes revisaron áreas que no estaban incluidas en el oficio en donde buscaron documentos e ingresaron a las cámaras.

Además, aseguró que una vez que el abogado de la Arena Ciudad de México trató de ingresar, le fue negado el paso y también lo amenazaron con llevarlo al Ministerio Público si no se retiraba del lugar.

Así, este hecho finalizó con la clausura del recinto, por lo cual Ricardo Salinas Pliego responsabilizó a los agentes en caso de que algún documento o bien falte, ya que tienen inventariado todos los artículos.

Finalmente, escribió: “si van a ir a un concierto no se pongan pedos, si se ponen pedos no busquen pleitos, si buscan pleito por lo menos metan las manos (..), si les pegan no sean llorones, si se van a embroncar, que no sea conmigo”.

También señaló que lo que habían hecho al clausurar la Arena Ciudad de México fue un “abuso de autoridad”. Por su parte, el funcionario público implicado en los hechos cerró sus cuentas en redes sociales.