El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) afirmó que “con mucho cuidado pueden ayudar” aportando información otros sacerdotes y habitantes de Cerocahui, Urique, Chihuahua, sobre el homicidio de los jesuitas Javier Campos y Joaquín Mora, así como del guía de turistas Pedro Heliodoro Palma Gutiérrez.

En la conferencia de prensa matutina, comprometió que se hará una investigación a fondo para conocer la verdad.

Destacó que los religiosos de la Compañía de Jesús son misioneros que ayudan a los débiles y abandonados.

“Sí vamos a ir al fondo, que se conozca toda la verdad y es seguro que los propios sacerdotes, los propios jesuitas que vivían ahí, las madres, saben todo y con mucho cuidado pueden ayudar”, aseveró

De los jesuitas, dijo que “además son misioneros, hay gente que dedica su vida a ayudar a los más desposeídos, a los abandonados, a los débiles, entonces va a ayudar mucho a que sepamos todo”.

Jesuitas reclaman Estado fallido en México

Tras el asesinato de dos sacerdotes, rectores de universidades jesuitas señalaron que en México se vive un Estado fallido y una crisis de seguridad, por lo que llamaron a los ciudadanos a generar presión y exigir un alto a la violencia.

Así lo expresaron durante la Reunión Anual del Sistema Universitario Jesuita, donde los académicos ofrecieron el panel Paz con Justicia y Reconciliación en el que lamentaron el asesinato de los sacerdotes Javier Campos y Joaquín Mora, así como del guía de turistas Pedro Palma.

Para más detalles: Jesuitas reclaman al gobierno: México es un Estado fallido; “narco puede hacer lo que quiera”

“Cuando el Estado no tiene control territorial y permite que grupos armados privados lo controlen, a eso le llamamos Estado fallido y tiene muchos años que las colonias, barrios y pueblos están siendo controlados por algún cártel grande o pequeño”, lamentaron los religiosos.

“Y el Estado está ausente, en muchas partes de México hace mucho tiempo que se fue, por lo tanto la población está sola, abandonada, sometida a la ley del más fuerte, estamos sometidos a la ley del secuestro, la extorsión y el asesinato porque a los gobiernos federal y locales no les interesa protegernos”, declaró Juan Luis Hernández Avendaño, rector de la Ibero Torreón.