En audiencia intermedia, Rosario Robles Berlanga se declaró inocente por el delito de omisión que permitió el desvío de 5 mil 73 millones de pesos en el caso de la Estafa Maestra y retiró la petición de procedimiento abreviado que había solicitado.

Luego de que la Fiscalía General de la República (FGR) solicitara a un juez federal imponerle 21 años de prisión y tras recibir su imputación, la exsecretaria de Desarrollo Social (Sedesol) se declaró inocente, reveló su defensor jurídico, Epigmenio Mendieta, durante un receso decretado en la audiencia intermedia.

“Rosario, al momento de contestar la acusación se ha manifestado inocente respecto de los hechos que se le atribuyen. Ella verbalmente hizo manifestaciones de que se declara inocente”.

La audiencia de este jueves inició con el retiro de Rosario Robles de su petición de continuar con el procedimiento abreviado que había solicitado y que no aceptó la FGR; con lo que se dio continuidad a un procedimiento ordinario.

“Al momento de contestar la acusación se ha manifestado inocente respecto de los hechos que se le atribuyen en virtud de que la propia ley de adquisiciones y arrendamiento señala con claridad quiénes son los responsables del comité de adquisiciones”.

El abogado señaló que el impartidor de justicia será quien determine la forma en que se podrán desahogar alrededor de 300 pruebas que existen por ambas partes.

Esta tarde, la FGR imputó a Robles Berlanga el delito de ejercicio ilegal del servicio público y un daño al erario por más 5 mil millones de pesos, por lo que pidió una sentencia condenatoria de 21 años de prisión.

El juez Ganther Alejandro Villar Ceballos ordenó un receso que terminará alrededor de las 18:00 horas para continuar la audiencia, que tiene lugar en la Sala de Oralidad del Centro de Justicia Federal del Reclusorio Sur.

A inicios de marzo, la defensa de Robles informó que iniciaría una nueva negociación con la FGR ante la acusación por delincuencia organizada que se le imputa e indicó que la exfuncionaria estaría dispuesta a colaborar como testigo para declarar contra Luis Videgaray y otros funcionarios del sexenio de Enrique Peña Nieto.

En el marco de las conmemoraciones del 8 de marzo, Rosario Robles acusó haber sido encarcelada de manera injusta “con una licencia falsa, acusada de un delito no grave, que no es de corrupción, que no amerita prisión”.

“He sido víctima de múltiples violaciones a mis derechos humanos y al debido proceso. Es decir, toda la fuerza del Estado contra una mujer que no huyó y cuyo único delito es su nombre y su género”.

Señaló que ella no ha afectado al patrimonio público, por lo que no procede ninguna reparación del daño, luego de que la FGR le planteara el pago de cinco millones de pesos bajo el argumento de que ese monto fue lo desviado de la Sedesol y Sedatu.

 

Te puede interesar: “No puedo claudicar”: Rosario Robles en nueva carta ante inicio de juicio en su contra