¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Reporte
Nacional
imagen principal

SISTEMAPENITENCIARIO

Escándalos persiguen a nueva jefa de penales

Jesús Padilla

La llegada de Rosa Manuela Félix Valles como nueva comisaria de la Agencia de Administración Penitenciaria de Nuevo León, desató severas acusaciones  por contar con un perfil conflictivo y un pasado oscuro que solo trajo problemas entre los custodios y directores de los penales.

Funcionarios carcelarios, quienes solicitaron el anonimato, refieren que Félix Valles tiene una “vasta experiencia” en el sistema penitenciario de la entidad.


Abr 26, 2017
Lectura 5 min
portada post

“Aún hay crisis en el sistema penitenciario, esperamos que con la llegada (de Félix Valles) se calmen las cosas, pero nos hace mucho ruido que no tengan las pruebas de control y confianza”

- Marco González

Coordinador de la bancada del PRI en el Congreso

La llegada de Rosa Manuela Félix Valles como nueva comisaria de la Agencia de Administración Penitenciaria de Nuevo León, desató severas acusaciones  por contar con un perfil conflictivo y un pasado oscuro que solo trajo problemas entre los custodios y directores de los penales.

Funcionarios carcelarios, quienes solicitaron el anonimato, refieren que Félix Valles tiene una “vasta experiencia” en el sistema penitenciario de la entidad.

La nueva comisaria fue ubicada por trabajar muy de cerca con Ernesto García Guerrero, extitular de dicha Agencia, quien enfrentó un escándalo por permitir la entrada de un comando armado al Penal del Topo Chico para sacar a Gabriela Muñiz Támez, conocida en el municipio de Linares como la “Güera Vodka”.

Tras liberarla del centro penitenciario, el 1 de enero del 2011 la reclusa apareció colgada en un puente peatonal de la avenida Gonzalitos y la calle Tuxtla en la colonia Mitras Norte, en el municipio de Monterrey.

Este hallazgo sorprendió a toda la ciudadanía por la impunidad y complicidad de los funcionarios del penal, quienes permitieron que fuera sacada de la prisión. Al final no hubo castigo para los custodios.

Los informantes aseguran que Félix Valles estuvo dentro del sistema penitenciario nuevoleonés de febrero de 2008 a junio de 2010, sin embargo fue dada de baja por causar muchos problemas con sus compañeros de trabajo, además de ser calificada como prepotente y un mal elemento.

Cabe recordar que en esa época aún no se aplicaban las pruebas de control y confianza.

Fiel a su estilo, según las fuentes, tuvo severos problemas durante esos años con los entonces directores de los penales de Topo Chico, Ramón Guillermo Calzada; de Cadereyta, Armando Ramírez; y de Apodaca, Samuel Domínguez.

Regreso oscuro

Tras ser dada de baja, Rosa Manuela Félix Valles regresó ese mismo 2010, a principios de octubre, fecha en la que había constantes amenazas contra las familias de los funcionarios penitenciarios, por lo cual muchos prefirieron renunciar a sus cargos.

En ese tiempo el Gobierno del Estado batallaba para contratar personal en los penales, motivo por el cual la nueva comisaria regresó al sistema penitenciario nuevoleonés para ocupar un buen puesto.

Las fuentes revelaron que Félix Valles pertenecía a la Agencia cuando ocurrió la masacre de 43 internos y la fuga de otros 30, del Centro de Readaptación Social de Apodaca, en febrero de 2012.

Este hecho de sangre ocasionó que la administración gubernamental, en ese entonces a cargo de Rodrigo Medina, iniciara la aplicación de las pruebas de control y confianza.

Para junio de 2012, la organización Causa Común, A.C. señaló que en Nuevo León no alcanzaría a terminar al cien por ciento la aplicación de pruebas de confianza y la depuración de sus cuerpos de seguridad para el 2013.

En su informe, la presidenta María Elena Morera reveló que para el 2012 solo se tenía el 55.77 por ciento de las evaluaciones y se contaba con déficit de 9 mil custodios para los penales.

A finales de ese año, Rosa Manuela Félix Valles fue dada de baja por segunda ocasión, pero esta vez por no pasar las pruebas de control y confianza.

Dudan por pruebas de control

La bancada del PRI en el Congreso local aseguró que la crisis penitenciaria cada vez es mayor, y levanta aún más dudas por la falta de las pruebas de control y confianza de la nueva comisaria de la Agencia de Administración Penitenciaria, Rosa Manuela Félix Valles.

El coordinador Marco González aunque podría emitir su voto de confianza, aún tiene muchas dudas sobre el desempeño que pueda tener Félix Valles para acabar con la crisisque se vive dentro de las cárceles del estado.

“Aún hay crisis en el sistema penitenciario, esperamos que con la llegada (de Félix Valles) se calmen las cosas, pero nos hace mucho ruido que no tengan las pruebas de control y confianza”, dijo el legislador priista.

En tanto, el diputado del PAN Daniel Carrillo criticó el anuncio de la nueva comisaria penitenciaria, luego de que no ha presentado los exámenes de control y confianza obligatorios.

Por su parte, el secretario de Gobierno, Manuel González, aseguró que la nueva administración penitenciaria analiza si se establece un diálogo con los internos del Penal del Topo Chico por los disturbios ocurridos el pasado lunes.

“El grupo de reos que pidieron hablar con los directivos del Penal lo hicieron para plantear algunas solicitudes. La nueva dirección las va a analizar”, concluyó.


Notas relacionadas

May 1, 2018
Lectura 3 min

SISTEMAPENITENCIARIO

Encarcelados sin juicio

Ernesto Santillán


May 1, 2018 Lectura 3 min

Nov 13, 2017
Lectura 5 min

SISTEMAPENITENCIARIO

CIDH investiga matanza de reos en NL

Jesús Padilla


Nov 13, 2017 Lectura 5 min

Oct 31, 2017
Lectura 6 min

Oct 16, 2017
Lectura 4 min

SISTEMAPENITENCIARIO

Frenó NL traslados de reos

Indigo Staff


Oct 16, 2017 Lectura 4 min

Comentarios