El exdelegado Víctor Hugo Romo dijo que se acudió al parque El Mexicanito con la presencia de un notario público 

La guerra de acusaciones entre la delegada panista, Xóchitl Gálvez, y su antecesor, el perredista Víctor Hugo Romo, parece no tener fin pues él la acusa de filtrar documentación oficial a medias para culparlo de irregularidades durante su gestión.

Después de que Xóchitl llamó al también diputado local “ratero”, con motivo de supuestos desfalcos en el parque El Mexicanito, Romo encargó un recorrido por esa área, en presencia de un notario público, para mostrar que los presuntos faltantes que acusa la delegada están ahí.

En el material, que difundió a través de YouTube, Romo subió fotografías de cómo fue que entregó la citada obra a las actuales autoridades de Miguel Hidalgo; asimismo, fotografías actuales de cómo luce abandonado por la falta de mantenimiento en la zona.

El recorrido lo  realizó en video quien fue supervisor encargado de la obra, empleado de Torecoma, contratada para ejecutar los trabajos en la pasada administración, quien asegura que es falso que el expediente esté incompleto, pues la empresa y la actual delegación tienen una copia.

“Los materiales con estricto apego en la licitación pública, tenemos un costo que abatir y nos tenemos que apegar; todo está debidamente documentado, los materiales fueron sometidos a pruebas en cuanto a calidad y precio”, sostiene el representante de la firma.

El mobiliario urbano, según su dicho,  no estuvo considerado en el contrato, pues se acordó con el Bosque de Chapultepec y la delegación Miguel Hidalgo abocarse a la trotapista, de ahí que no se haya instalado y tampoco se cobró.

Por separado, Víctor Hugo Romo sostuvo que dicha obra comprendía la participación de la iniciativa privada (hoteleros) y de la demarcación; además que la administración entrante estaba obligada a dar continuidad.

El actual diputado local del PRD dijo que esa área corresponde al Bosque de Chapultepec y que ya es momento de que este se haga cargo de ella.

Respecto a la exigencia vecinal para que aclare el papel que desempeñaba Gabriel García al interior de la Miguel Hidalgo durante su gestión, Romo Guerra omitió responder si este personaje operaba fuera de nómina y tampoco confirmó que despachara desde el edificio delegacional.