Reporte Indigo

Mientras los huachicoleros roban, consumidores sufren por altos precios de combustibles

Los consumidores de gasolina en México pagan por las pérdidas causadas por el robo de combustible en cada litro de combustible que compran.

Ariel Enrique Corona, diputado del PAN, aseguró que en la fórmula para determinar el precio de los combustibles se toma en cuenta no solo el precio de referencia internacional y los impuestos, sino las pérdidas que sufre el país por el huachicoleo.

El legislador argumenta, eso sí, que la mayor discrecionalidad para determinar el precio se da en dos variables.

“La realidad es que precio del costo del litro de gasolina en las refinerías de Texas, más el IEPS, son las dos variables que más afectan el precio al público, y estas dos son usadas por la Secretaría de Hacienda para manejar de manera discrecional los precios, pues el objetivo de las autoridades en materia energética es mantener los precios de las gasolinas, utilizando una fórmula que es meramente recaudatoria.

“No debemos olvidar que, en marzo de 2016, la Comisión Reguladora de Energía autorizó a Pemex incluir dentro del costo de transporte por ducto, los costos asociados a las pérdidas operativas no técnicas’; es decir el robo de combustibles, por lo que desde entonces este ilícito lo pagan los consumidores”, afirma Corona en un punto de acuerdo presentado en la Cámara de Diputados.

El legislador pide a la Secretaría de Hacienda en su proposición cambiar la fórmula para determinar el precio de referencia de los combustibles.

La fórmula actual, explica Corona, toma en cuenta el precio de los combustibles a nivel internacional, para lo cual se eligió como referencia a la zona del Golfo de los Estados Unidos.

Además, para la determinación de los precios máximos se toman en cuenta los costos de transporte, internación, flete y distribución de Pemex, y otros conceptos, como impuestos (IVA e IEPS) y el margen comercial de las estaciones de servicio.

Bajo esta nueva fórmula fue que se presentaron los incrementos a los combustibles en enero de 2017 y en lo subsecuente.

Sin embargo, el legislador advierte que el precio de los combustibles no es acorde a la realidad del mercado y del tipo de cambio. “Desde que la CRE comenzó con la publicación de los precios de referencia diarios en febrero del año pasado, el precio promedio de las gasolinas en las diferentes regiones no ha sufrido cambios significantes a la baja, a pesar de que el tipo de cambio si ha disminuido.

“Así (…), en febrero de 2017 el precio de la gasolina Magna fue 15.96, para la Premium 17.76 y 17.03 para el Diésel, mientras que la cotización interbancaria para la paridad precio-dólar fue 20.42 pesos; para finales de marzo el precio de la gasolina Magna disminuyó solo 8 centavos al ubicarse en 15.88 pesos por litro, mientras que el dólar se ubicó en 19.14 pesos; es decir un 1.28 pesos a la baja (-6.2 por ciento). No obstante, para este 2018, el precio de los combustibles subió de nueva cuenta en un casi 4 por ciento tan solo en los primeros dos meses del año, por lo que el día de hoy se encuentran cerca de los 20 pesos por litro”, acusó.

Ariel Corona pidió a las autoridades ser sensibles al impacto que el precio de los combustibles ha tenido en el aumento generalizado de precios, por lo que consideró que desde la Secretaría de Hacienda debe modificarse la forma en que se calcula el precio máximo de los combustibles para que el usuario final pague menos dinero por cada litro que consuma.

PODRÍA INTERESARTE: HUACHICOLEROS 2.0: GASOLINA A LA VENTA EN FACEBOOK

Exit mobile version