El senador Ricardo Monreal Ávila se deslindó de los resultados de Morena en los comicios del pasado 6 de junio, al dejar en claro que “no estoy dispuesto a ser chivo expiatorio de nadie. Soy un hombre serio, respetable y responsable de lo que hago”.

Manifestó que la decisión de los electores en todo el país debe de respetarse; ahora, se tendrán que hacer valoraciones objetivas y realistas. “Yo no soy dirigente de partido. No tuve responsabilidad partidista alguna en la Ciudad de México, en el Valle de México ni en ninguna parte”, aclaró.

En conferencia de prensa, el también coordinador de los senadores señaló que la dirigencia de Morena debe revisar su estrategia y sus procedimientos de selección de candidatos, así como su cercanía con los electores y su relación con todos los sectores de la población.

Luego de que en redes sociales lo calificaron de haber “traicionado” a su partido, Monreal Ávila recordó que su vida política siempre ha sido de adversidades: “No ha sido fácil avanzar, por eso no creo en las intrigas palaciegas. Soy muy resiliente a ese tipo de políticas de descalificación y siempre soy cuidadoso en no responder con la misma violencia con la que se escribe”.

Resaltó que está 100 por ciento dedicado al trabajo legislativo y reiteró que actuará con prudencia y sensatez.

“Siempre procuraré la unidad. Estoy en contra del sectarismo, de la exclusión y de reproducir las noches de los cuchillos largos. No creo en eso y no creo tampoco en intrigas de descalificación”, por lo que aseguró que no actuará en razón del sentimiento o agravio contra algún compañero o compañera.

Al responder los cuestionamientos de los representantes de la prensa, Ricardo Monreal reiteró que con el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) vive “una etapa de respeto, de compañerismo. Incluso frecuentemente me reúno con él para revisar la agenda legislativa”.


En cuanto a sus aspiraciones presidenciales, Ricardo Monreal aclaró que no está pensando en eso. “Estamos a destiempo. Lo único que me preocupa es fortalecer la institución presidencial y consolidar la transición política”, por lo que advirtió que, “aquel que se atreva a adelantar los ritmos y los tiempos, no es sino un suicida político y yo no lo soy”.

En este momento, agregó, “lo que nos interesa al grupo parlamentario de Morena es fortalecer la figura presidencial y profundizar el cambio de régimen. No nos mueve ninguna otra aspiración. No nos mueve ninguna ambición en este momento. Lo que necesitamos es construir un país y demostrarle a la gente que tenía razón en apostarle al cambio”.

Lee también: Monreal: Tras elecciones, Morena necesita una “sacudida” para acompañar a AMLO

El senador zacatecano recomendó que los espacios perdidos en la pasada contienda electoral, es reconstruir la relación con los electores que se fueron, con la clase media y con los empresarios.

“Hay que reconstruir nuestra relación con los sectores sociales, con los grupos económicos, con los grupos de científicos, con los grupos de la sociedad civil, con organismos no gubernamentales.

“Lejos de buscar como descalificar y como culpar sobre las torpezas en las decisiones, se debe de buscar consolidar la unidad y la cohesión en nuestro país”, resaltó el también presidente de la Junta de Coordinación Política en la Cámara alta.