En el momento más crítico de la pandemia y de recortes presupuestales, el Congreso de la Ciudad de México aprobó revivir un lujo. Según documentos relativos a las contrataciones que aprobó y realizará el legislativo capitalino para este año, se hará el gasto de más de siete millones de pesos en adquirir seguros de vida privados para sus trabajadores sindicalizados, adicional al que como empleados del Estado tienen derecho.

Lo anterior va en contra de la Ley de Austeridad y Transparencia en Remuneraciones de la Ciudad de México, cuyas reformas de diciembre de 2018 (realizadas por la actual legislatura) estipulan que todo tipo de seguros privados están prohibidos para funcionarios de la administración pública local.

Además, a principios de 2019, cuando apenas comenzaba sus funciones el primer Congreso de la capital, hubo una polémica porque se había contratado un seguro de vida privado, mismo que fue cancelado.

Tres años más tarde, a unos meses de que termine la primera legislatura, se pretende revivir este polémico lujo.

Aprobación de seguros contra la austeridad

En el acta de la sexta sesión extraordinaria de la Oficialía Mayor y el Subcomité de Compras, Arrendamientos y Contratación de Servicios del Congreso de la Ciudad de México con fecha del 30 de diciembre de 2020, consta la contratación de la póliza de seguro de vida privado para trabajadores de base.

Según el documento, obtenido por Reporte Índigo a través de mecanismos de transparencia, la contratación se fundamenta en el acuerdo CMX/I/JUCOPO/057/2020 de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) del órgano legislativo local, el artículo 1 y 57 de la Ley de Adquisiciones para la Ciudad de México así como la norma 24 de los lineamientos para las adquisiciones, arrendamientos y prestaciones de servicios.

El documento mencionado establece que el servicio es necesario para garantizar y cumplir con la protección de los y las trabajadoras de base del Congreso así como para garantizar las funciones del poder legislativo de la ciudad.

Asimismo, el acta señala que el contrato se le otorgará a la empresa aseguradora Metlife por un monto total de 7 millones 733 mil 688 pesos provenientes de la partida presupuestal 1441.

Sin embargo, la Ley de Austeridad y Transparencia en Remuneraciones local, cuyas reformas aprobadas por el Congreso de la Ciudad de México entraron en vigor el 31 de diciembre de 2019, prohíben la contratación de seguros de vida privados.

De manera específica, la adjudicación del servicio va en contra de lo que estipula el artículo 111 de dicho marco legal.

“A ningún servidor público de la Ciudad de México se le autorizará viajes en primera clase, bonos o percepciones extraordinarias, gastos de representación ni la contratación de seguros privados de gastos médicos, seguros de vida y seguro de separación individualizada, todos los servidores públicos recibirán los beneficios del sistema público de seguridad social correspondiente”, se lee en dicho apartado.

Los únicos casos de excepción son los funcionarios que prestan servicios de seguridad ciudadana, atención de emergencias así como de gestión de riesgos.


El artículo 111 de la Ley de Austeridad de la CDMX indica que los seguros de separación, de vida y de gastos médicos están prohibidos

Privilegio cancelado

En enero de 2019 se informó a través de diversos medios de comunicación que en el Congreso de la capital se había lanzado la convocatoria a sus trabajadores para afiliarse al seguro de vida de Metlife.

La convocatoria iba dirigida para personal de nuevo ingreso, mandos medios y superiores, técnicos de base y técnicos operativos de confianza.

Sin embargo, tras la difusión mediática, Morena informó, a través del vicecoordinador de la bancada, José Luis Rodríguez Díaz de León, que se iba a cancelar dicho beneficio en congruencia con las recientes reformas a la ley de austeridad y que se iba a invitar a los empleados a afiliarse al seguro institucional del Instituto del Seguro Social al Servicio de los Trabajadores del Estado (ISSSTE).

Incluso, en la Plataforma Nacional de Transparencia (PNT) y en el Portal de Obligaciones de Transparencia (POT) del Congreso capitalino, el contrato que se tenía en 2019 con Metlife aparece como cancelado.

Mientras que en 2020, en los instrumentos de transparencia referidos no se publicó ningún contrato referente a la adquisición de aseguramientos.

El seguro de vida privado era un beneficio que sí tuvieron quienes integraron las siete legislaturas de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal.

Eliminar privilegios ayudó en la pandemia

Contrario a lo que sucede en el Congreso, la administración central del Gobierno de la Ciudad de México sí eliminó los seguros privados tanto médicos como de vida.

En su segundo informe de gestión, la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, aseguró que dicha acción ayudó a ahorrar 25 mil millones de pesos que, en parte, han servido para atender la contingencia sanitaria por COVID-19, que afecta en mayor medida a la capital con respecto a las otras entidades.

“Dicho proceso ha permitido afrontar con mejores herramientas la emergencia sanitaria por el COVID-19, gracias a una gestión eficiente de sus recursos”, dijo durante el evento.

También puedes leer: Los ‘acomodados’ del PAN en el Congreso de la CDMX