¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Reporte
MTY
imagen principal

MEDIO AMBIENTE

Reubicar empresas para contaminar menos

Jesús Padilla

El gobierno de Jaime Rodríguez solicitó facultades para inspeccionar a empresas de Nuevo León y además tendría que reubicar a la industria, según sugiere el Centro Mario Molina


Ene 23, 2020
Lectura 4 min
portada post

Las grandes empresas en Nuevo León como Cemex, Femsa, Álcali, Vitro, Petróleos Mexicanos (Pemex) y la Comisión Federal de Electricidad (CFE) deberían cambiar su lugar de operación.

La alta contaminación de la Zona Metropolitana de Monterrey (ZMM) podría disminuirse al reubicar a la industria pesada, según revela el Centro Mario Molina.

La localización óptima de usos industriales es una de las propuestas para el desarrollo sustentable. El estudio presentado en 2019 menciona que esta sería una medida estratégica de control.

“Reubicar en mediano plazo a la industria pesada y altamente contaminante que opera en el centro de la ciudad provocando efectos negativos significativos”, sugiere el Análisis de la contaminación por PM2.5 en la ciudad de Monterrey, Nuevo León.

El gobernador Jaime Rodríguez pedirá facultades para inspeccionar a las empresas reguladas en la ley federal de contaminación a nivel estatal y no sólo nacional.

El deterioro de la imagen por las empresas de industria pesada

La industria fue decisiva para la consolidación de la ZMM pero ha contribuido con el deterioro de la imagen urbana, revela el proyecto del Centro Mario Molina, Propuestas para el Desarrollo Sustentable de una ciudad mexicana.

“En parte, el deterioro de la imagen urbana obedece a la presencia de entornos industriales, y que en la actualidad conforman, de acuerdo con los instrumentos de planificación urbana municipal y metropolitanos, cerca de 30 mil 200 hectáreas de uso industrial”, dice el documento.

De éstas, 42 por ciento se encuentran dentro de la superficie urbana, 31 por ciento en matorral, 17 por ciento en pecuarios y nueve por ciento en suelos agrícolas.

“Es así como la ciudad alberga importantes grupos industriales, que debido al crecimiento urbano han quedado inmersos en un entorno habitacional y de comercio”, revela el documento.

El Centro Mario Molina menciona que la diferencia del precio por metro cuadrado de suelo urbano al Norte del municipio de Monterrey representa 64 por ciento del valor alcanzado por los predios del Sur, donde la presencia empresarial no es relevante.

El suelo urbano en Monterrey tiene mayor valor al Norte, pues al Sur la industria es menos relevante

“Por lo anterior, crear condiciones de habitabilidad en el centro de Monterrey es una condición necesaria para los numerosos proyectos y estudios de regeneración urbana planteados para esta urbe”, dice el documento.

La investigación expresa que la localización industrial requiere definir un área apta con tres condiciones básicas: buena accesibilidad y conectividad, adecuada calidad del territorio y oferta de suelo.

Pemex en la mira

El estudio del Centro Mario Molina sostiene que en caso de que no sea posible reubicar a la Refinería de Pemex en Cadereyta a corto o mediano plazo, ésta tendría que utilizar otro tipo de combustibles, como el gas natural.

Una medida más para mitigar la contaminación que sugiere el Centro Mario Molina es que debe prohibirse de manera progresiva pero inmediata el uso de combustóleo en toda la ZMM, como se ha hecho ya en otras metrópolis de México.

“De forma que se reduzcan significativamente las emisiones de PM2.5 y SO2, priorizando, así la salud de la población. Y aprovechar el liderazgo industrial de la región para gestionar un “Pacto por la Calidad del Aire” que permita la implementación de medidas de reducción de emisiones y la modernización industrial”, advierte el estudio.

En la zona de Ciudad Universitaria de la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL) se concentran partículas menores a 2.5 micrómetros (PM2.5), generadas por empresas como Ternium, Vitro y Cemex, donde la población está expuesta a esta contaminación.

El Centro Mario Molina recomienda avanzar de manera inmediata y urgente con la implementación de las medidas recomendadas para evitar el crecimiento de emisiones a futuro.

“Adicionalmente a las medidas mencionadas, se recomienda mejorar y fortalecer los sistemas de gestión de la calidad del aire implementados actualmente de manera precaria”, agrega el estudio.

A partir del 20 de febrero las mediciones de la calidad del aire serán cada 12 horas y no cada 24, conforme a la entrada en vigor de la Norma Oficial Mexicana NOM-172-SEMARNAT-2019.

También puedes leer: Nuevo León enfermo por contaminación


Notas relacionadas

Feb 18, 2020
Lectura 4 min

Feb 14, 2020
Lectura 5 min

MEDIO AMBIENTE

Viaducto Río Santa Catarina rebasa riesgo

Jesús Padilla


Feb 14, 2020 Lectura 5 min

Feb 12, 2020
Lectura 6 min

Feb 10, 2020
Lectura 4 min

MEDIO AMBIENTE

San Pedro se queda sin áreas verdes

Jesús Padilla


Feb 10, 2020 Lectura 4 min

Comentarios