Luego de que diez gobernadores formaran la Alianza Federalista y anunciaran la necesidad de un nuevo pacto fiscal para repartir de otra manera los ingresos fiscales en las entidades, la mayoría de sus gobernados los respaldó.

Una encuesta telefónica estatal elaborada por Massive Caller reveló que la mayoría de los encuestados considera que los impuestos que pagan se deben de destinar a las necesidades y problemas de cada estado y no enviarse al Gobierno federal para que apoye a las entidades más pobres, como ocurre actualmente.

Es así como la mayoría de personas de Nuevo León, Chihuahua, Durango, Guanajuato, Coahuila, Jalisco, Aguascalientes, Michoacán, Colima y Tamaulipas, opinó que los recursos deben de quedarse en sus estados.

También la mayoría de los entrevistados consideraron “injusto”que el Gobierno federal se quede con el 80 por ciento de los impuestos y los gobierno estatales y municipales solo con el 20 por ciento.

Después de que los mandatarios estatales calificaran de “abusivo” el trato que reciben de la Federación y que el presidente Andrés Manuel López Obrador les pidió que consultarán primero con el pueblo, en Jalisco y Nuevo León, donde ya se están organizando las consultas, los entrevistados se dijeron a favor de que su entidad modifique la relación con la Federación.

También puedes leer: Samuel García usa pan de muerto para explicar cómo funciona el pacto fiscal federal