Esta mañana la Policía de la Ciudad de México rescató a 210 perros de raza bulldog francés. Los caninos habrían sido robados del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM).

De acuerdo con reportes preliminares, los perritos fueron encontrados en un camión procedente de Colombia. Este transporte presuntamente fue asaltado al salir de una de las aduanas del AICM.

Gracias a la localización por GPS, la Policía de la Ciudad de México logró dar con la ubicación del camión en la Colonia La Esmeralda, alcaldía Gustavo A. Madero.

Uno de los dos implicados fue detenido. Sin embargo, la otra persona logró escapar del lugar. El detenido fue puesto a disposición del Ministerio Público.

Cabe destacar que la raza de perros bulldog francés se considera de alto valor económico. En tiendas digitales, un solo cachorro de este tipo puede alcanzar un precio de hasta 35 mil pesos.

La demanda por los bulldog francés agrava la condición de su raza

Esta raza de caninos es altamente demandada en países como Reino Unido, Estados Unidos y España. De hecho, en el último registro de las razas más populares según el American Kennel Club, el bulldog francés ocupa el segundo lugar.

Esta demanda responde a sus atractivas características físicas. Hocico chato, cara aplanada, orejas puntiagudas y un tamaño convenientemente pequeño.

Podría interesarte: Listeriosis, la enfermedad que podría explicar por qué los animales caminan en círculos

Sin embargo, recientes estudios se han dedicado a investigar si esta demanda, así como su consecuente producción (crianza) tiene efectos negativos en la salud de estos perros.

Una investigación del Royal Veterinary College, del Reino Unido, descubrió que el bulldog francés tiene tendencia a desarrollar determinados problemas de salud. Las infecciones de oído, diarrea y conjuntivitis están entre los padecimientos más comunes.

El objetivo del estudio es desarrollar una mayor conciencia sobre el estilo de vida de la raza. Los riesgos de salud de estos caninos deben ser tomados en cuenta.

Los resultados de la investigación fueron publicados en Canine Medicine and Genetics.