La directora de Desarrollo Social en la alcaldía de Benito Juárez, Ciudad de México, Laura Álvarez Soto, presentó su renuncia el día de ayer después de que fuera señalada por el presunto desvío de recursos hacia la campaña de su esposo en Miguel Hidalgo, el diputado Mauricio Tabe.

Fuentes de la Controlaría General de la Ciudad de México confirmaron la renuncia el día de ayer, aunque oficialmente no se ha informado al respecto.


Hace dos semanas, los concejales de la alcaldía Miguel Hidalgo solicitaron a la Contraloría, investigar y esclarecer el uso de 42.5 millones de pesos otorgados a la Dirección General de Desarrollo Social de la alcaldía Benito Juárez a cargo de Laura Alejandra Alvarez Soto.

Asimismo, requirieron al órgano interno de control, averiguar la adquisición y entrega de diversos tinacos por parte de la Dirección General de Desarrollo Social, pues se presume, varios fueron destinados a los habitantes de la alcaldía Miguel Hidalgo.

Además, la funcionaria fue señalada de usurpar funciones al firmar documentación oficial como licenciada sin serlo.

Ante estas denuncias, la Contraloría General de la Ciudad de México, inició el proceso para investigar y esclarecer el destino de 42.5 millones de pesos provenientes de recursos públicos otorgados a la Dirección General de Desarrollo Social de la alcaldía Benito Juárez a cargo de Laura Alejandra Álvarez Soto, esposa del Coordinador de Diputados del Partido Acción Nacional (PAN) en el Congreso, Mauricio Tabe.

A finales de enero, los albiazules eligieron a Mauricio Tabe como su candidato a la alcaldía Miguel Hidalgo. En aquella ocasión, el panista dijo que sacaría a Morena de la demarcación y los acusó de no mejorar la seguridad ni la economía en la alcaldía.

Lee también: Denuncian ‘desvíos’ a campaña de Mauricio Tabe