El gobierno de la Ciudad de México ya está estudiando la posibilidad de poner a disposición de la ciudadanía una serie de vehículos blindados justo como lo realizó el Gobierno federal el pasado fin de semana.

El anuncio de esta iniciativa fue dado por la jefa del gobierno capitalino, Claudia Sheinbaum, quien en el marco de la conferencia de prensa para el anuncio de su proyecto de recuperación del Canal Nacional, detalló que la Secretaría de Seguridad Ciudadana cuenta con algunas unidades que, aunque un poco viejas, podrían servir para una puja pública para alimentar las finanzas públicas de la ciudad.


“Todo vehículo blindado que estaba en la jefatura de Gobierno (anterior) se envió a la Procuraduría General de Justicia y a la Secretaría de Seguridad Ciudadana. En la jefatura (actual) ya no hay ningún vehículo blindado ni en las secretarías”, informó

Se quieren rayar

En su conferencia matutina del lunes, el presidente Andrés Manuel López Obrador compartió los resultados de la primera subasta de vehículos especiales que pertenecieron a las administraciones de los expresidentes Peña Nieto y Calderón Hinojosa. Las ganancias de este primer ejercicio se calcularon en más de 62 millones de pesos para el Gobierno federal.

“Fue muy exitosa la subasta, se vendieron el 90 por ciento de los vehículos, sólo quedaron 22”, dijo el mandatario e indicó que este nuevo recurso será aplicado para programas sociales, apoyo a personas con discapacidad; adultos mayores y para su programa de becas para jóvenes: “Va a ingresar a las arcas del Gobierno con ese propósito, se van a llevar a cabo otras subastas porque quedaron muchos vehículos; la vez pasada lo comentábamos, se van a vender aviones y helicópteros que también estamos calculando obtener alrededor de 10 mil millones de pesos”, mencionó.

A pesar de la baja afluencia a la subasta, el presidente agradeció a los participantes y afirmó que a pesar de la invitación del empresario Enrique Herrera, comprador de “la bestia mexicana”, de utilizar la unidad cuando la requiera, López Obrador declinó la oferta.

“(El empresario) ofreció que si lo necesito, me lo va a prestar. Me rayé. No lo voy a hacer pero le agradezco el gesto”.