"Hay que legislar sin tabúes, y eso es lo que la izquierda debe plantear en toda la política"
Fernando Zárate Diputado
Fernando Zárate preside desde la semana pasada la Comisión Especial de Juegos y Sorteos, que se creó en la Cámara de Diputados

Lo que urge en México es legislar en materia de Juegos y Sorteos, dice el diputado perredista Fernando Zárate.

El legislador preside desde la semana pasada la Comisión Especial de Juegos y Sorteos que se creó en la Cámara de Diputados.

El joven legislador asegura que se le tiene que dar certeza a los inversionistas y al gobierno en este sector.

“Lo que tenemos que hacer regular y no reprimir, no podemos fomentar un mercado negro y dotarle de certeza jurídica a los ciudadano y a los inversionista.

“¿Qué es lo que súper urge? Tener una ley. Yo ya tengo un proyecto, estoy trabajando con todo en esa Ley, yo creo que se podrá conocer en un mes o en un mes y medio”.

Apenas está recibiendo formalmente todos los papeles de parte del anterior presidente de esta Comisión especial, el diputado Ricardo Mejía, de Movimiento Ciudadano.

El legislador perredista dijo que se le dará continuidad a todos los frentes que abrió Mejía para poder investigar la relación que hubo en las anteriores administraciones entre políticos y la instalación de casinos ilegales.

Los cuatro puntos que el órgano legislativo que recibe tiene ya trabajando son: la instalación de casinos irregulares, la verificación del cumplimiento de las normativas de los establecimientos a nivel estatal y municipal.

Además de revisar en todos los establecimientos que se tengan todos los requerimientos federales y por último la espera del resultado de la Controversia constitucional en materia de juego y sorteos la cual saben que será favorable.

Zárate insiste que se requiere de una ley detallada y estricta pues la actual es escueta y contradictoria.

“Es una ley viejísima la que actualmente tenemos. Tiene como 17 artículos, es genérica. Incluso en el primer artículo prohíbe el juego y en los otros artículos les abre la puerta.

“Ese es el principal objetivo de los diputados y de la Secretaría de Gobernación, y hacer todo un sistema de transición  de todos los permisos que se mantienen ahorita para pasar a los nuevos y que todos se ajusten a un principio de legalidad”.

Zárate asegura que se tiene que legislar sin tabúes. “Hay que legislar sin tabúes, y eso es lo que la izquierda debe plantear en toda la política: no tratar con temas de soberanía, ultranacionalismo y esas cosas. Hay que ser muy abiertos al mercado y ser muy abiertos”.

Casinos existen en todas partes del mundo, por eso se requiere de una Ley que regule este sector sin que se afecte a quienes hacen una industria que genera empleos y derrama económica.

El legislador señala que por parte de la administración de Enrique Peña Nieto hay mucha disposición para legislar pero está siendo muy cauteloso porque saben de la importancia del tema y del desaseo que hubo en las recientes administraciones.

De la misma forma en que se ha buscado que en reformas trascendentales como la Educativa, en este tema tiene que existir, dice Zárate, voluntad política de todos los partidos para tener una normatividad que le de garantías al Estado y a la sociedad.

“Como todas las otras materias políticas en este sexenio si podemos darle la vuelta. ¿Va haber voluntad política de todos o no? Le vamos a meter el acelerador a fondo y poner en orden a todos. Podemos dar el verdadero salto, lo vamos a ver en las negociaciones.

Dos sexenios de bonanzas

Durante los 12 años de las administraciones panistas, hubo una extensa proliferación de casinos. La mayoría de los permisos se dieron discrecionalmente y estaban relacionados a familiares o directamente con militantes de Acción Nacional.

Actualmente están negociando con la Secretaría de Gobernación poder tener acceso a una serie de expedientes de los casinos que funcionan o funcionaron de manera ilegal.

Sin embargo, la dependencia argumenta que esos casos no pueden ser revisados porque están actualmente siendo parte de una investigación de un Ministerio Público.

Hace poco más de un año, la abogada Talía Vázquez Alatorre denunció que el ahora senador por el PAN, Roberto Gil, recibió una maleta con 800 mil dólares por parte de Juan Iván Peña Neder para ayudar a establecer un casino en Querétaro. 

Peña Neder es su exesposo y fue coordinador de asesores en la Secretaría de Gobernación. 

La información fue derivando en que incluso Ricardo Villarreal, hermano del coordinador de los diputados panistas, Luis Alberto Villarreal era propietario de un centro de apuestas.

Con la denuncia Acción Nacional se cimbró. Salieron a la luz pública la rapidez e irregularidades con que la Segob había dado permisos. Documentos oficiales dieron cuenta del desorden con el que se manejaba el sector. 

El coordinador de los diputados del PRI, Manlio Fabio Beltrones, aseguró que ante las pruebas en contra de panistas cercanos al círculo íntimo del ex Presidente Felipe Calderón, no se “podía tapar el sol con un dedo”. Por esto fue que en la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Diputados se decidió formar la comisión especial que ahora preside Zárate.

Más rigidez en los permisos

La Secretaría de Gobernación tiene ya un anteproyecto de iniciativa en el que contempla rigidez en la entrega de permisos y la creación del Instituto Nacional de Juegos y Sorteos (INAJYS) que supla a la actual Dirección de Juegos y Sorteos.

Este nuevo organismo, de acuerdo al proyecto de la Segob, coadyuvará en la creación de políticas públicas  y mejoras regulatorias del sector como lo prevén legislaciones de otras naciones.

Sin embargo la propuesta contempla que su integración sea en su mayoría por funcionarios de gobierno y no por personas ligadas al sector o ciudadanos.

El proyecto dice que tan solo un ciudadano y dos personas especializadas en Juegos y Sorteos sean parte de el. 

En ese documento nuevamente se coloca a las autoridades en el centro del sector. Les da todas las facultades para la entrega de permisos. Por eso Zárate advierte que se tiene que abrir más la integración del INAJYS.

“Si lo va a integrar la sociedad civil sí es conveniente, si se reduce a un tema que será sólo de funcionario y gobernados no conviene. Es fundamental involucrar a la sociedad y sobre todo entender que la pluralidad política en México representa también a la sociedad no solo los intereses políticos”.

Zárate asegura que si bien el principal rector tiene que ser la autoridad se tiene que involucrar a los organismo ciudadanos.

”Lo que se trata en casinos es deselitizar las decisiones”

Está en manos de los legisladores de todos los partidos garantizar una ley que permita que se desarrolle la industria de los casinos.

“Dependiendo de los lineamientos que nosotros le demos haremos una buena Ley. La subjetividad siempre se va cortando cuando haya más claridad en la norma. Si cumples esto eres candidato, si no cumples ni te presentes. Entonces lo que nosotros estamos intentando hacer es que se le de certeza al inversionista, pero que al final del día los principios sean suficientemente altos”.