Reforma electoral de Ejecutivo debilita la democracia y concentra el poder: Moreira

El priista coahuilense dijo que la iniciativa a la reforma electoral busca desaparecer a los Organismos Públicos Locales Electorales (OPLES)

El coordinador del PRI Rubén Moreira afirmó que la reforma electoral del Ejecutivo pretende desmantelar los procesos y las instituciones

Comparte esta nota

El coordinador del PRI en la Cámara de Diputados, Rubén Moreira Valdez, afirmó que la reforma electoral del Ejecutivo pretende desmantelar los procesos y las instituciones, para concentrar el poder en un gobierno autoritario, debilitar a la democracia, dar el paso a un Estado dictatorial, disminuir a los estados y las fuerzas políticas.

Manifestó la propuesta presidencial llega en un momento difícil para el país, con mucha inseguridad, que sale del poder y no responde a una crisis de gobernabilidad o electoral, por lo que los partidos no la tienen como una prioridad en su agenda.

Argumentó que la reforma presidencial representa una ley centralista, que concentra mucho poder y destruye el federalismo; al Instituto Nacional Electoral (INE), un organismo que ha garantizado las elecciones, y disminuye la fuerza de los partidos políticos. Por eso, subrayó, a mi juicio no va a pasar.

El priista coahuilense dijo que la iniciativa busca desaparecer a los Organismos Públicos Locales Electorales (OPLES) y la fórmula de plurianuales que se propone provocará que muchos partidos regionales empiecen a desaparecer, incluyendo al Partido del Trabajo y Movimiento Ciudadano, porque, enfatizó, las grandes fuerzas nacionales van a empezar a concentrar los porcentajes.

Lee: Rubén Moreira del PRI acusa ‘perversidad’ en reformas

“En un país tan distinto como México, las minorías son importantes, y esto lo trata de destruir”, afirmo Moreira Valdez, quien dio a conocer que en el mes en agosto el grupo parlamentario del PRI presentará una propuesta de reforma electoral.

Por otro lado, con relación a la reforma eléctrica el líder de los diputados priistas indico que Morena quería el voto en contra de la Reforma Eléctrica porque no sabían cómo responder a los compromisos.

Agregó que eso también ayudó para que el PRI y la coalición “Va por México” se solidificaron al no ceder a las presiones y responder a los intereses de la sociedad para votar unidos en contra, donde también estuvo Movimiento Ciudadano.

Sin embargo, externó su preocupación por la polarización y el discurso de odio que Morena alimenta después de su derrota.

Salir de la versión móvil