El dictamen de la reforma electoral del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) fue aprobado por las comisiones unidas de Reforma Política Electoral, Puntos Constitucionales y Gobernación de la Cámara de Diputados.

Por tratarse de una reforma constitucional, el proyecto requiere ahora mayoría calificada de dos terceras partes para su aprobación, lo que equivale de 334 de 500 diputados.

Cabe señalar que Morena, PVEM y PT suman apenas 276 votos, sin posibilidad de avalar la reforma solos, por lo que requieren el respaldo de la oposición, quienes señalaron que no apoyarán la iniciativa.

 

¿Podrían aprobar la reforma electoral?

Previamente, el diputado de Morena y secretario de la Comisión de Reforma Política Electoral, Hamlet García, pronosticó que la aprobación de la iniciativa a la reforma electoral será hasta junio del próximo año.

En entrevista, adelantó que la reforma estaría lista dentro de los plazos constitucionales para su aplicación en los comicios presidenciales de 2024.

El legislador consideró que la iniciativa del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) podría ser, incluso discutida y votada, hasta junio del próximo año, aunque “daría apenitas” los tres meses previos al comienzo del proceso electoral 2023-2024.

Y recordó que las reformas en la materia pueden ser aprobadas hasta noventa días antes del comienzo de cada proceso electoral, de acuerdo con la Carta Magna.

¿Qué dice el plan B, de la reforma de AMLO?

Sin embargo, hace unos días el propio presidente López Obrador reconoció que la iniciativa no será aprobada.

Por lo que AMLO reiteró su “plan B” para modificar leyes secundarias, dado que estas no requerirían del apoyo de la oposición para su votación.

Y adeantó que está por presentar las modificaciones con leyes secundarias que conforman su “plan B” a la iniciativa de reforma electoral.

¿Qué dice la iniciativa de AMLO?

El dictamen propone modificar 17 artículos de la Constitución Política, entre las cosas que se plantean una es que el Instituto Nacional Electoral (INE) desaparezca para crear en su lugar el Instituto Nacional de Elecciones y Consultas (INEC).

El presidente Andrés Manuel López Obrador propondrá reducir desde el presupuesto a órganos y partidos, hasta desaparecer a los legisladores plurinominales, para que la Cámara de Diputados baje de 500 a 300 integrantes, y de 128 a 96 el de senadores.

También va por reducir renovar al Consejo General del Instituto Nacional Electoral (INE) y el pleno del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF).

Incluso, planteó eliminar a los Organismos Públicos Locales Electorales (OPLES) para evitar duplicidad de funciones y ahorrar recursos.

Y que la elección de consejeros electorales y magistrados ya no sea por un acuerdo de partidos sino personalidades hombres y mujeres “con vocación democrática y de inobjetable honestidad”.