¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Reporte
Nacional

SEGURIDAD

Redefinición policial

Jonathan Ávila

Frente al nuevo escenario criminal en el estado, las nuevas autoridades municipales emanadas del partido Movimiento Ciudadano volvieron a poner sobre la mesa su estrategia de seguridad.

El tema había quedado sepultado desde agosto pasado cuando, recién ganadas las elecciones, confrontó a los alcaldes electos con las autoridades priistas del gobierno estatal.


Ene 4, 2016
Lectura 7 min

32 mandos únicos estatales busca crear la iniciativa presidencial en materia
de seguridad

En diciembre del 2014, el presidente envió al Senado una reforma en materia de seguridad pública para crear el Mando Único

"La iniciativa presidencial necesita una reforma constitucional porque disuelve prácticamente las policías municipales (...) en ese sentido haría que la propuesta de Ciudad Segura no se pudiera realizar”

- Guillermo Zepeda

académico experto
en seguridad

"Queremos que en seis meses estén sentadas las bases para que Guadalajara tenga una corporación integrada, pero que no se confunda con una Fuerza Única”

- Enrique Alfaro

alcalde de Guadalajara

Frente al nuevo escenario criminal en el estado, las nuevas autoridades municipales emanadas del partido Movimiento Ciudadano volvieron a poner sobre la mesa su estrategia de seguridad.

El tema había quedado sepultado desde agosto pasado cuando, recién ganadas las elecciones, confrontó a los alcaldes electos con las autoridades priistas del gobierno estatal.

El pasado 2 de diciembre, durante el Día del Policía, el alcalde tapatío Enrique Alfaro declaró que en el Ayuntamiento se trabajaba para redefinir la estructura de las policías municipales en la Zona Metropolitana de Guadalajara y crear la figura de un Mando Único.

Este, señaló el edil, era un modelo opuesto al de Fuerza Única que, hasta septiembre, había sido integrada por elementos de las policías municipales y estatales bajo la figura de “policía de élite”.

“La inversión que vamos a hacer debe permitirnos iniciar los primeros pasos, de lo que aquí se dijo con toda claridad, va a ser la transición hacía la nueva policía metropolitana. Queremos que en seis meses puedan estar sentadas las bases para que Guadalajara pueda tener una corporación integrada, pero que no se confunda con una Fuerza Única”, dijo Alfaro.

Bajo el discurso político de la reconciliación entre niveles de gobierno, subsistirían tanto el Mando Único de los gobiernos municipales como la Fuerza Única del Gobierno del estado, ambos para disminuir los niveles de criminalidad directa como los delitos de alto impacto.

Así lo declararon el pasado martes 18 de agosto los alcaldes electos de la ZMG y el gobernador del estado, Aristóteles Sandoval.

“Fuerza Única es un grupo de élite de reacción, eso es una cosa, para delitos de alto impacto. Nosotros estamos planteando la policía metropolitana, todos los elementos de seguridad pública de los municipios de la ciudad integrados en una sola policía. Son dos cosas que pueden coexistir”, declaró entonces Alfaro.

Por su parte, Sandoval expresó que se analizaría la propuesta de Movimiento Ciudadano con mesas de trabajo y analistas expertos en materia de seguridad para “hacer un planteamiento donde vayamos unidos”.

No obstaste, ambas propuestas de seguridad sí podrían tener una confrontación en sus planteamientos y no una coexistencia sencilla como se había planteado, declaró en entrevista con Reporte Indigo Guillermo Zepeda Lecuona, académico experto en seguridad y actual integrante del Consejo Ciudadano de Seguridad Pública.

“La diferencia entre estos dos modelos es que uno es fundamentalmente reactivo, su razón de ser —y se dijo— era revertir la impunidad en delitos de alto impacto (…) y el modelo de Ciudad Segura, que establece que la labor de la Fuerza Única Metropolitana es la seguridad y la prevención como un eje transversal de política social”, explicó Zepeda Lecuona.

Con el nuevo modelo policial la integración de ambas corporaciones quedaría desbalanceada, puesto que la Fuerza Única del modelo estatal busca su conformación a través de la selección de elementos mejor equipados y pagados sustraídos de las corporaciones municipales.

En tanto que el Mando Único Metropolitano busca conservar la integridad de sus policías y la conformación de un Organismo Público Descentralizado, intermunicipal, que coordine nuevos polígonos de atención entre los ocho municipios de la ZMG.

“Hablamos de miles de elementos de todas las fuerzas policiales de la ciudad en una sola”, señalaba Enrique Alfaro en entrevista con el diario local El Informador, el 3 de julio pasado, donde también señalaba que la Fuerza Única debía desaparecer.

Esta declaración se daba un mes antes de la reunión que sostuvo el gobernador de Jalisco con los entonces alcaldes electos y que buscó conciliar la declaración de Alfaro donde expresó que “la Fuerza Única Metropolitana es un grupo de reacción que no tiene razón de ser”.

Choque inminente

Ahora las autoridades trabajan para que el modelo metropolitano propuesto por los nuevos gobiernos sea una realidad en Guadalajara. 

Aunque no ha sido anunciado para este mes, como declaró Enrique Alfaro, los expertos y ediles municipales ya han sostenido reuniones para impulsar el Mando Único Metropolitano y la coordinación intermunicipal.

Sin embargo, frente a esta conciliación política entre gobiernos de seguridad, no se ha previsto lo que desde diciembre del 2014 se cocina en el Senado de la República a propuesta del presidente Enrique Peña Nieto y su modelo de seguridad.

Desde el primero de diciembre del 2014, el ejecutivo federal envió a la Cámara Alta un paquete de reformas en materia de seguridad para hacer posible su política de Mando Único. 

Este modelo entraría en confrontación directa con lo que en Guadalajara se está planteando, pues busca desaparecer las policías municipales para crear mayores estructuras gendarmes a nivel estatal.

Con reformas a los artículos 21, 73, 104, 105, 115, 116 y 123 de la Constitución, la iniciativa presidencial busca la creación de 32 Mandos Únicos Estatales, la homologación de criterios y procedimientos en la materia.

Así como la facultad del Congreso de la Unión para que sean creadas leyes generales sobre la concurrencia de la federación y las entidades en seguridad pública.

Bajo esta modalidad mil 800 corporaciones policiacas de los municipios mexicanos serían desaparecidos pues, según el documento de la iniciativa, estos son débiles ante la infiltración y poder de los grupos criminales

La iniciativa otorgaría poder al Senado, a la Fiscalía General de la República y la Secretaría de Gobernación para asumir las funciones de los municipios ante la infiltración criminal.

Este paquete de reformas, señaló Guillermo Zepeda a Reporte Indigo, debe preocupar a los alcaldes emecistas al promover su modelo de seguridad, toda vez que Jalisco se encuentra entre los estados prioritarios para la implementación de este modelo junto a entidades como Michoacán, Guerrero y Tamaulipas.

 “La iniciativa presidencial (…) necesita una reforma a la Constitución porque disuelve prácticamente las policías municipales, hace solamente cuerpos estatales con un mando integrado, y en ese sentido haría que la propuesta de Ciudad Segura no se pudiera realizar tal como está concebida”, declaró el experto.

A pesar de que la iniciativa ha enfrentado la oposición de los Ayuntamientos y partidos de oposición, ésta sigue en el Senado de la República y, aunque congelada, podría ser aprobada o desechada en el futuro.

Pero mientras tanto deja en el limbo las propuestas de los Ayuntamientos tapatíos frente a su posible aprobación.


Notas relacionadas

Jun 4, 2020
Lectura 2 min

Jun 4, 2020
Lectura 2 min

Comentarios