Cuatro nuevos proyectos de movilidad que entrarán en operaciones en este 2021 podrían reducir el tiempo que se pierde en traslados en el transporte público de la Ciudad de México.

Especialistas afirman que los proyectos que podrán ayudar a mejorar la calidad de vida de los capitalinos, una vez que estén en operaciones, son el Trolebús Elevado, la ampliación de la Línea 4 del Metrobús, y la construcción de las líneas 1 y 2 del Cablebús.

Según cálculos realizados sobre el tiempo de ahorro que generarán en conjunto, este asciende a casi dos horas en total; es decir, una vez que funcionen dichos proyectos podrían reducir significativamente los tiempos de viaje de los habitantes de la ciudad.

Actualmente, la pérdida de tiempo en traslados es uno de los problemas que más aquejan a la ciudadanía, además, la calidad de vida se ve reducida y genera estrés.

Por otra parte, organizaciones civiles han estimado que la pérdida de tiempo en el transporte genera afectaciones económicas que alcanzan los 69 mil millones de pesos al año.

Las pérdidas

En 2019, la Ciudad de México ocupaba el lugar número 13 entre las más congestionadas, con un saturación en el tránsito vehicular del 55 por ciento, reveló en mayo de ese año el Índice de Análisis de Tráfico Tom Tom.

Dichos niveles de congestión vehicular afectan gravemente a la calidad de vida de las personas, Recuperar el tiempo perdido afirma el Instituto Mexicano de la Competitividad (IMCO).

En septiembre de 2019, el IMCO y la organización Sin Tráfico, publicaron el comunicado “El costo de la congestión, vida y recursos perdidos”, en el que evidencian los costos y estragos que generan las fallas en el transporte público y el alto tránsito vehicular.

13

es el lugar que la Ciudad de México ocupa entre las ciudades con mayor congestión vehicular del mundo

Según la información dada a conocer, los habitantes de las zonas metropolitanas del país, como la Ciudad de México, pierden 118 horas al año en promedio en el transporte público, mientras que quienes usan automóvil pierden 71 horas.

El tiempo estimado que se pierde en el transporte público, de acuerdo con la fuente citada, equivale en oportunidades de ingreso a 69 mil millones de pesos, mientras que quienes usan automóvil pierden aproximadamente 25 mil millones de pesos en oportunidades de ingreso debido a la congestión vehicular.

Los proyectos y el ahorro del tiempo

La construcción del Trolebús Elevado, la ampliación de la Línea 4 del Metrobús, y la realización de las líneas 1 y 2 del Cablebús, generarán un ahorro global de 101 minutos en tiempos de traslado para los capitalinos, de acuerdo con información consultada por Reporte índigo que se puede encontrar tanto los proyectos ejecutivos de las obras como en los boletines informativos que han difundido las autoridades locales.

El Trolebús Elevado, que recorrerá toda la Calzada Ermita al oriente de la capital y se prevé que esté listo antes del término del primer semestre de 2021, generará un ahorro de 23 minutos en los tiempos de traslado de las personas que van de Iztapalapa hacia el centro de la ciudad.

Mientras que la Línea 1 del Cablebús, que para mayo terminará su construcción, reducirá los tiempos de viaje en 35 minutos de los habitantes de Cuautepec que van hacia Indios Verdes en comparación con lo que actualmente hacen en el mismo trayecto pero en transporte concesionado.

A su vez, la Línea 2 del Cablebús disminuirá 31 minutos los tiempos de viaje de quienes vayan de la Sierra de Santa Catarina a la estación del metro Constitución de 1917. Las autoridades capitalinas han prometido que estará en operaciones para el segundo semestre de este año.

Por último, la ampliación de la Línea 4 del Metrobús de San Lázaro a Pantitlán, permitirá que quienes vienen del oriente de la ciudad o del Estado de México, puedan llegar en 30 minutos al centro de la ciudad. Es decir, según lo dado a conocer por la Secretaría de Movilidad (Semovi) de la capital, un ahorro de 12 minutos.

El Gobierno de la Ciudad de México calcula que dicha ampliación iniciará operaciones en el mes de junio próximo.

Mejora en calidad de vida con movilidad

La reducción en los tiempos de traslado que, presuntamente, van a lograr dichos proyectos, podrían traer un beneficio directo a la calidad de vida de la clase trabajadora que es la que más usa el transporte público en la capital, dice Víctor Alvardo, coordinador de Movilidad Eficiente del Poder del Consumidor.

Por ejemplo, una persona que actualmente hace una hora y media a su trabajo, podría reducir 30 minutos su tiempo de traslado de ida y vuelta a su domicilio, lo cual le daría una ganancia de cinco horas a la semana que puede ocupar para otras actividades ajenas a lo laboral.

118

horas pierden los usuarios en el transporte público de las ciudades de México

“Podríamos decir que representa la ganancia de cinco horas a la semana para el usuario —de lunes a viernes, considerando un viaje ida y vuelta—, tiempo en el que podría tener la oportunidad para desarrollar otras actividades de crecimiento profesional, desarrollo social, descanso, ocio, entre otras”, dice.

Los ahorros no se pueden estimar en términos monetarios; sin embargo, afirma que se podrían ver reflejados en una mayor productividad y reducción de estrés de los trabajadores que usan a diario el transporte público.

“Un servicio que influye en la percepción en positivo de la calidad de vida, puede hacer que las personas lleguen con un mejor grado de actitud para el desarrollo de distintas actividades, por ejemplo, se podría minimizar el nivel de estrés y cansancio con el que suelen llegar a las fuentes de empleo y tal vez, aportar a la productividad de su empresa o centro laboral”, explica.

También puedes leer: El costo de los segundos pisos a la movilidad