Gobernadores e institutos políticos han anunciado en los últimos días una serie de medidas de austeridad ante el panorama económico que enfrenta México en este 2017, aunque se habla de recortar el gasto en millones, en realidad la disminución es simbólica.

Tal es el caso del gobierno de la Ciudad de México, quien este miércoles anunció una estrategia para reducir sus gastos anuales, en por lo menos 80 millones de pesos, pero el presupuesto destinado para la capital en este 2017 es de 204 mil millones de pesos.

Esto quiere decir que el ahorro anunciado, apenas representa el 0.03 por ciento del presupuesto de la Ciudad de México, aunque el jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera ha dicho que seguirá trabajando en estrategias para disminuir el gasto.

El gobierno de Nuevo León anunció que reducirá en un 20 por ciento los salarios de los funcionarios de primer nivel, con lo cual dijo Jaime Rodríguez Calderón, El Bronco, que se reducirá el gasto hasta por 250 millones de pesos.

La cuentas indican que si el presupuesto destinado para Nuevo León este año fue de 88 mil millones de pesos, la reducción anunciado por la administración de “El Bronco” apenas equivaldrá al 0.2 por ciento.

El Senado de la República informó este jueves que reducirá su gasto en telefonía, combustibles y automóviles , además que congelarán plazas para reducir sus gastos anuales al menos en un 10 por ciento.

Esto es que de los 4 mil 500 millones de pesos que los Senadores tienen de presupuesto, dejarán de gastar 450 millones durante este 2017.

Además de cancelar la construcción de su nuevo complejo, el Instituto Nacional Electoral anunció que sus consejeros y miembros de la Junta General Ejecutiva Ampliada reducirán su salario en un 10 por ciento.

Si el presupuesto para el INE en este 2017 fue de casi 11 mil millones de pesos, esto representa que dejarán de gastar mil 100 millones durante este año.