“Ya vamos, Samuel García”, dice el pie de foto que la influencer Mariana Rodríguez colocó en una publicación en su cuenta de Instagram donde aparece un bebé del DIF Capullos que pasó 48 horas en casa de la pareja que gobierna Nuevo León.

Desde su cuenta oficial, donde ya suma 2.2 millones de seguidores, la titular de la Oficina Amar a Nuevo León, creada especialmente para ella, detalló que el bebé tiene esquizencefalia de labio derecho abierto. Es decir, una malformación cerebral.

El DIF Capullos es una organización gubernamental que brinda protección y asistencia social a niñas, niños y adolescentes víctimas de maltrato y de violencia familiar, a quienes Mariana Rodríguez ha revictimizado. La Ley General de los derechos de las niñas, niños y adolescentes establece el derecho a la intimidad contra el que la influencer ha atentado en más de una ocasión.

“Se considerará violación a la intimidad de niñas, niños o adolescentes cualquier manejo directo de su imagen, nombre, datos personales o referencias que permitan su identificación en los medios de comunicación”, menciona el artículo 77.

Los menores de 18 años han sido expuestos en las redes de la pareja, sobre todo en las de Mariana: cuando se cortó el cabello con un menor de edad que tiene cáncer; cuando mostró a niñas que a causa de una violación son madres; cuando exhibió que dos menores indígenas no estaban acostumbradas a usar el baño y no hablaban español. Específicamente sobre lo ocurrido el fin de semana, la Red por los Derechos de la Infancia en México (Redim) alertó:

“Preocupa la exposición excesiva e innecesaria de este niño, si en efecto hay un interés legítimo por su vida y por su futuro. Las diversas fotografías de su persona expuestas en redes sociales, sin el tratamiento adecuado para la protección de su identidad y en algunos casos incluso usando colores identificados con la campaña del partido político que llevó a su cargo al actual gobernador y a su esposa, son muestra de ello”, expresó la organización.

“Toda acción en favor de la niñez es necesaria desde el poder público, pero ello debe manifestarse como una acción de Estado, a través de políticas públicas”
Redim

Convivir contra la intimidad

En los comentarios a las fotografías que compartió Mariana Rodríguez, sus seguidores en Instagram le dijeron que adoptara al bebé. Medios de comunicación aludieron a que la esposa del gobernador Samuel García adoptó al menor por un fin de semana.

Pero ella misma contó que se trató de un permiso que se da a la familia de origen, extensa o ajena de una niña, niño o adolescente que haya sido referido al Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) del Estado de Nuevo León.

“Pedí un permiso de convivencia familiar que se da cuando ya hay un vínculo entre el niño y la familia. Por ejemplo, muchos de los niños se fueron ahorita en vacaciones familiares con personas que tenían un vínculo sentimental. Entonces, se viene el fin de semana conmigo”, dijo Rodíguez Cantú el viernes, en una de sus historias.

La Redim señaló que Rodríguez Cantú extrajo a un niño de cinco meses de edad, con discapacidad, e hizo un llamado a instituciones como el DIF nacional y del Estado de Nuevo León, cuyo titular es Miguel Ángel Sánchez Rivera, pues la influencer rechazó el cargo y lo calificó como “tradicional”.

“Será muy importante conocer cuál es la valoración que se haga desde estas instancias sobre la protección de este niño a vivir en familia, a no ser revictimizado ni usado un fin de semana para generar beneficios en términos de popularidad y en redes sociales monetizadas”, se lee en el pronunciamiento de la organización.

Una queja contra Mariana Rodríguez por salida del menor

La Redim también pidió a la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Nuevo León (CEDHNL) determinar la responsabilidad de Mariana Rodríguez y Samuel García por tratarse de servidores públicos.

El organismo defensor de derechos humanos inició una queja de oficio por la salida del menor de edad del DIF Capullos, para conocer detalles del procedimiento aplicado por la dependencia estatal. Es decir, del permiso de convivencia familiar del que habló Mariana Rodríguez.

El órgano que Olga Susana Méndez Arellano preside exhortó al DIF estatal a proteger la identidad y a garantizar el derecho a la intimidad de los menores de edad.

El permiso se da a la familia de origen, extensa o ajena de una niña, niño o adolescente que haya sido referido al DIF

“Que se implementen los mecanismos pertinentes para que todas las áreas a su cargo cumplan con la protección de la imagen, privacidad e intimidad de los menores, esto con el fin de prevenir posibles violaciones a derechos humanos de las niñas, niños y adolescentes”, pidió la CEDHNL.

La Comisión sugirió adoptar un Programa de Capacitación para las personas servidoras públicas sobre el respeto a los derechos humanos.

También puedes leer: Derechos Humanos exige no divulgar fotos de menores tras polémica de Mariana Rodríguez