Luego de un año del asesinato de los perros Athos y Tango, por primera vez en México se está llevando a cabo un juicio por maltrato animal. Este es en contra del hombre que los envenenó y mató en Querétaro.

El juicio comenzó este martes 16 de agosto y en él se presentarán alrededor de 30 testigos, quienes exigen justicia para los perros y buscan que la condena contra el agresor sea la cárcel.

De esta forma, testificarán especialistas certificados en temas veterinarios, elementos de la Cruz Roja Nacional; directores de Protección Civil de Querétaro; así como un comandante de bomberos de Guatemala.

Se espera que el juicio tenga una duración de cuatro días, por lo cual podría llegar a finalizar hasta el próximo viernes, cuando se dicte una sentencia contra la persona que asesinó a Athos y Tango, la cual podría ser de hasta 18 años de cárcel.

No obstante, hasta el momento, el responsable de haber matado a los perros con salchichas envenenadas, está llevando el proceso en libertad, pues, aunque lo detuvieron luego de que se dieron a conocer los hechos lo dejaron ir.

Lo anterior, debido a que éste habría argumentado que sentía temor porque en redes sociales lo estaban atacando, así lo dejaron ir a su casa, de acuerdo con Mónica Huerta Muñoz, abogada del dueño y entrenador de Athos y Tango, Edgar Martínez.

Te puede interesar: Envenenan a Athos, perro rescatista que ayudó a personas sepultadas en terremoto del 2017

Así, diversos activistas a favor de los animales se dieron cita a las afueras de los Juzgados de Oralidad Penal en Querétaro, y acompañados con pancartas exigieron justicia para Athos y Tango.

De esta forma, Alejandra Angulo, de ABC Emergencias Médicas y Bomberos dijo para El Universal, que no buscan dinero, ya que este no puede reparar el daño que el agresor provocó, pues buscaban pagar lo que valen las dos razas de perros.

“No es el dinero, no es la reparación del daño (…) se perdió un ser querido y la manera en la que se perdió, eso es a lo que venimos, a ser su voz y a honrar a estos perritos”, comentó.

¿Quiénes eran Athos y Tango?

Athos era un perro Border Collie, quien contaba con una certificación como rescatista ante la organización internacional de perros de búsqueda y rescate; además, estaba acreditado por la Cruz Roja Mexicana.

De esta forma, participó en las labores de búsqueda de personas vivas y cadáveres tras el sismo del 19 de septiembre de 2017. También participó en el rescate de una familia de 8 personas en Guatemala luego de la erupción del Volcán de Fuego.

Por su parte, Tango era un perro de asistencia emocional, los cuales son entrenados para ayudar a las personas con algún problema emocional o psicológico y aminorar sus efectos.