La tormenta ‘Raymond’ se convirtió en huracán y amenaza las costas de Guerrero y Michoacán, por lo que se levantó la alerta nacional. 

Además se agrega un frente frío que va de salida y otro que entrará proveniente del norte, un canal de baja presión que viene de Guatemala y mucho aire húmedo en el Pacífico y Caribe, por lo que advirtieron que la alerta seguirá por las siguientes 72 horas.

El director general de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), David Korenfeld alertó el domingo a medio día a los medios de comunicación y a la ciudadanía de las amenazas meteorológicas que ponen nuevamente en peligro al país. 

“Lo que hace complicado a la convergencia son los cuatro fenómenos al mismo tiempo, y lo que hace que uno u otro se pueda mover o desplazar de una forma distinta es la interacción de uno con otro”, dijo.

A un mes del las tormentas “Manuel” e “Ingrid”, que dejaron 123 muertos, 68 desaparecidos, y más de 218 mil personas afectadas, la costa pacífica del país se prepara para recibir al huracán Raymond, que podría llegar a categoría 2 cuando haga contacto con el frente frío 8, proveniente de Estados Unidos.

“Tenemos sobre el Pacífico mexicano la tormenta tropical ‘Raymond’, que se encuentra actualmente muy pegada a las costas de Guerrero y a las de Michoacán, que en las próximas horas tiene posibilidades de incrementar su velocidad del viento para convertirse en huracán”, informó Korenfeld.

La península de Yucatán es también amenazada por inundaciones causadas por un canal de baja presión que se localiza sobre Guatemala, que además escurrirá agua al territorio nacional. 

“Hay mucha actividad, no nos concentremos sólo en ‘Raymond’, los frentes fríos tienen la misma cantidad de agua. Y tenemos una gran actividad conectiva en nuestra frontera con Guatemala y Belice. Esa agua recorre los ríos más caudalosos del país, el Usumacinta y el Grijalva, y toda esa agua escurre al sureste mexicano”, advirtió Korenfeld.