El gobierno de Quintana Roo se sumó al “Proyecto Caribe circular para la prevención de residuos plásticos en los mares de América Central y El Caribe”, con el objetivo de fortalecer la capacidad de las instituciones públicas, privadas y de la sociedad civil a nivel regional, nacional y local para desarrollar una economía sostenible y competitiva con el apoyo técnico especializado, organizativo y procedimental.

El titular de la Secretaría de Ecología y Medio Ambiente (SEMA), Efraín Villanueva destacó que, a Quintana Roo le interesa participar en el proyecto porque es el único estado costero mexicano que forma parte del Mar Caribe por lo que se comparten también problemas y soluciones comunes para atender la contaminación marina. 

Dijo coincidir con la política ambiental que impulsa la SEMA, de acuerdo con Ley para la Prevención, Gestión Integral y Economía Circular de los Residuos del estado de Quintana Roo; además, de que la economía de la región depende del turismo y recursos naturales.

El proyecto está encabezado por la Cooperación Alemana GIZ (corporación del gobierno alemán para la cooperación internacional para el desarrollo sostenible), en coordinación con la Comisión Centroamericana de Ambiente y Desarrollo, el Sistema de Integración Centroamericana y el gobierno de Quintana Roo.