Mientras la oposición y sectores de la sociedad civil critican la creciente presencia militar en la actual administración, el Gobierno de López Obrador y sus simpatizantes defienden la importancia de las Fuerzas Armadas como pilares del Estado mexicano. 

En entrevista para Reporte Índigo, Gabriela Nava, analista de inteligencia por el Centro de Estudios Hemisféricos William J. Perry, critica el discurso oficialista señalando los altos índices de aprobación que mantuvieron las Fuerzas Armadas aún durante la llamada guerra contra el narco del expresidente Calderón Hinojosa. 

“¿Quiénes crearon esa percepción de que la gente le tenía miedo a las Fuerzas Armadas? El mismo López Obrador, él estableció esa agenda cuando era oposición. Por su ideología y, a partir de ella, hay que oponerse sistemáticamente al Estado, particularmente a quien ejerce el monopolio de la fuerza, que es el Ejército. Es indignante esta contradicción porque, cuando le toca estar del otro lado, se da cuenta que esas ideas son totalmente falsas”. 

Retomando las encuestas de percepción de seguridad que el Instituto Nacional de Estadística y Geografía publica periódicamente, Nava menciona que las Fuerzas Armadas se han mantenido como la institución mejor valorada y con los mayores índices de confiabilidad del país, incluso por encima del propio Presidente de la República. 

“Me parece lamentable en varias vertientes, pero en especial porque la sociedad mexicana dejó de tenerles miedo especialmente después de ese parteaguas que fue el 68 y que comenzaron a evolucionar hacia el siglo XXI”, dice Nava. 

Más sobre el tema:

El auge militar

Ejército, fuerza de apoyo para la administración federal