+35,000
pesos es el precio de los lanzagranadas soviéticos, provenientes de Afganistán, como los que aparecen en la foto Los Blancos de Troya
que difundieron en Facebook
La finalidad de Los Blancos de Troya es fortalecer la figura de los grupos de autodefensa para erradicar la presencia de los remanentes del cártel de Los Caballeros Templarios

El nuevo grupo armado que se ha anunciado como “garante de la seguridad en Tierra Caliente” y que se ha autodenominado Los Blancos de Troya, podría ser en realidad la escisión de algunos de los grupos de autodefensa dispersos en la zona de Tierra Caliente, mayormente de los que pertenecieron a Luis Antonio Torres ‘El Americano’.

Hasta donde algunos agentes de campo de la federación tienen conocimiento o lo deducen, este grupo armado, aunque pudiera tener financiamiento para armarse de parte de algún cártel de las drogas, su finalidad es fortalecer la figura de los grupos de autodefensa, para erradicar la presencia de los remanentes del cártel de Los Caballeros Templarios.

En la estructura de este nuevo grupo podrían estar integrados también algunos ex miembros integrantes del movimiento de autodefensas que en su momento formaron parte del grupo del doctor José Manuel Mireles, los que en forma muy dispersa siguen en una confrontación a muerte con algunas células del cártel de los Templarios. 

De acuerdo a datos de agentes de campo del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen), la aparición y movilización del grupo Los Blancos de Troya podrían estar financiadas con recursos del Cártel Jalisco Nueva Generación, el que no ha cesado la pelea por el control de la zona de Apatzingán y la región limítrofe de Jalisco y Michoacán.

La principal sospecha que apunta hacia el financiamiento del Cártel Jalisco Nueva Generación hacia este grupo es la utilización de armamento de origen soviético –por los lanzagranadas que se observan en la fotografía de presentación en redes sociales-, similar al que a veces ha utilizado, o se les ha incautado, al cártel de Jalisco.

De acuerdo a la hipótesis de agentes del Cisen, Los Troyanos podría ser uno grupo que pudiera tener al menos cerca de 200 integrantes, todos fuertemente armados, con armas también de fabricación alemana y formación paramilitar que se denota en la forma en que portan sus armas los que aparecen en la fotografía de presentación.

Cabe señalar que después de la presentación “oficial” del grupo de Los Blancos de Troya en las redes sociales, no se ha registrado ninguna otra manifestación de presencia en la zona de Tierra Caliente, lo que denota que podrían actuar a manera de grupo de inteligencia del mismo movimiento de autodefensas que sigue vivo en la entidad.

Lo que sí es evidente –dijo una fuente del Cisen-, de acuerdo al mensaje de presentación de este nuevo grupo armado, es que Los Blancos de Troya no están alineados en ninguna instancia de gobierno, pues recriminan al propio estado la estrategia de haber dividido y separado a los grupos de autodefensas que nacieron con la finalidad de combatir al crimen organizado.

Estiman migración

Tras el anuncio de la aparición del nuevo grupo de autodefensas Los Blancos de Troya, las estimaciones de los órganos de inteligencia del gobierno federal apuntan a la posibilidad de que esa organización se comience a nutrir con integrantes de los grupos de autodefensa que han quedado acéfalos, tras el asesinato o encarcelamiento de sus comandantes.

Las regiones de Huetamo y Aquila, en donde los jefes de los grupos de autodefensa han sufrido un ataque frontal de las células del cártel de los Templarios, podrían ser las que más integrantes aporten al nuevo grupo de autodefensas, sobre todo el grupo de Huetamo, el que hace uno días perdió a su comandante Camilo Santana.

El comandante Camilo Santana, uno de los que más intensamente respaldaron el llamado del doctor José Manuel Mireles Valverde, cayó abatido esta semana a manos de un sicario, cuando sostenía una reunión de organización para recibir al fundador de las autodefensas de Michoacán, del que se supone su salida de la cárcel en breve.

También el grupo de autodefensa de Aquila, el que organizó Agustín Villanueva Ramírez, hoy preso por un proceso penal solicitado por la minera Ternium, podría sumarse a las acciones del grupo naciente de autodefensas Los Blancos de Troya, según estimaciones del Cisen. Los seguidores de Villanueva Ramírez irían a las armas con la intención de solicitar el excarcelamiento de su líder.  

Otro de los grupos de autodefensa que podría sumarse a las acciones de Los Blancos de Troya, de acuerdo a fuentes federales, podría ser el del malogrado candidato de Morena a la presidencia municipal de Yurécuaro, el del asesinado Enrique Hernández Salcedo, en donde se estima que al menos 50 autodefensas han estado buscando cobijo en agrupaciones hermanas alzadas en armas contra de los Templarios.

Nada oficial

Frente al panorama del surgimiento del grupo Los Blancos de Troya, sumado al nacimiento del grupo de autodefensa en Ucareo –sin armas de fuego-, y pese a la movilización de los agentes de inteligencia federal, la Secretaría de Gobernación no reconoce el anuncio en redes sociales como el nacimiento de un nuevo grupo armado.

El delegado de la Segob en Michoacán, Florentino Coalla Pulido, según declaró al periodista Juan Pacheco, estableció que el gobierno de la república no tiene conocimiento de nuevos grupos de autodefensa o del crimen organizado que hayan surgido en los últimos día en la zona de Tierra Caliente, esto pese a la movilización de funcionarios de su propia dependencia ante el anuncio de Los Blancos de Troya.

El gobierno estatal a cargo del sustituto Salvador Jara Guerrero, ni siquiera manifestó postura entorno al surgimiento del nuevo grupo armado. En el universo del gobernador Jara Guerrero persiste el idilio del Michoacán en calma, donde todo está bien, porque así se lo indican las cifras que él tiene, según ha insistido ante el gremio periodístico.

La federación por su parte, aunque ha negado oficialmente tener conocimiento del surgimiento de un nuevo grupo armado, ha insistido en que las tareas de apoyo para restablecer el estado de derecho, con las que nació en su momento la comisión para la seguridad y desarrollo de Michoacán -de la que tuvo la tutela Alfredo Castillo Cervantes-, siguen y no terminarán hasta que se cumpla el cometido.

¿Cuánto cuesta armarse en Michoacán?

De acuerdo a versiones de integrantes de los grupos de autodefensa de la zona de la costa, “armarse no cuesta mucho”. En la zona de Lázaro Cárdenas, donde el tráfico de armas es más intenso que en cualquier otra parte del país, el costo de una pistola calibre .9 milímetros, como las armas de cargo de los policías federales, llega a tener un precio promedio de 3 mil a 7 mil pesos, dependiendo si ya fue usada o si es nueva.

Los fusiles de asalto, principalmente los Ak-47, en buen estado, de medio uso si provienen de Europa o Asia, llegan a tener un precio promedio de 5 mil pesos. 

Los hay hasta de 15 mil pesos, pero son los que llegan nuevos desde alguna tienda del sur de Texas, Nuevo México, Arizona o California. Los rifles de asalto de fabricación china, que son altamente cotizados entre las autodefensas, tienen un precio promedio de 4 mil pesos.

El costo de las granadas de fragmentación, que también se pueden conseguir en el mercado negro de la zona costera, llegan a tener un precio de 2 mil pesos cada unidad. Los rifles lanzagranadas alcanzan un valor económico de hasta 25 mil pesos. Los lanzagranadas soviéticos como los que aparecen en la foto de Los Blancos de Troya, que provienen de Afganistán, tienen un precio de 36 a 40 mil pesos.