Eduardo Beaven es el nombre del empresario que fue atacado a balazos la mañana de este viernes en inmediaciones del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) y quien resultó herido en el ataque.

El hombre de 53 años trabajó por más de 25 en Profirio’s Restaurante en la Ciudad de México y actualmente es socio del grupo restaurantero Rosa Negra con presencia en varios puntos del país.

Fue en 2016 que Beaven y sus socios comerciales abrieron el restaurante Rosa Negra en la cuarta sección de Polanco, donde se elaboran platillos típicos de países como Argentina, Colombia, Chile y Perú, entre otros.

“Rosa Negra Polanco se encuentra ubicado sobre Masaryk, una de las avenidas más famosas de América Latina. Abrió con gran éxito en abril de 2017 y se convirtió en el restaurante más trendy de la CDMX y un hotspot de Polanco por su sofisticada decoración y su increíble ambiente encabezado cada noche por el DJ residente”, se lee en la web del restaurante.

Este grupo opera principalmente en la Ciudad de México y Tulum, Quintana Roo; de hecho, ha trascendido que el empresario se dirigía a abordar un vuelo con dicho destino cuando fue atacado por dos sujetos en motocicleta.

Lee también: “Ahí viene la tira, güey”, difunden video de presunto atacante en AICM antes de morir

En el área de Tulum y Quinta Roo, el grupo tiene presencia con otra restaurante Rosa negra; Tora, que se dedica a comida japonesa contemporánea; el restaurante Taboo; el restaurante Parole; Funky Geisha, de comida asiática; y el bar Tantra.

¿Por qué atacaron a Beaven rumbo al AICM?

Las autoridades de la Ciudad de México no han explicado el motivo del ataque, sin embargo, podría estar relacionado con incidentes de inseguridad en Quintana Roo y los restaurantes del grupo.

Apenas el pasado 11 de septiembre se registró una balacera en las inmediaciones del restaurante/bar Rosa Negra de Tulum, con un saldo de dos muertos.

De acuerdo con medios locales, dos días después, Grupo Rosa Negra cerró las puertas del establecimiento, aunque luego fue reabierto.

¿Qué sabemos del ataque?

Eduardo Beaven era transportado por su chófer y escolta en una camioneta negra GMC sobre el Circuito Interior cuando los motociclistas se acercaron y dispararon directamente en su contra; por lo que se descarta que se tratara de un asalto.

El guarura repelió la agresión e hirió de muerte a uno de los tiradores, quien perdió la vida en el hospital; después condujo el vehículo, el cual arrastraba la moto en la parte trasera, hasta el AICM para pedir auxilio médico.

En la refriega, el empresario resultó con una herida de bala en la pierna derecha; mientras que su escolta, de 37 años, recibió un disparo en la mano.

El secretario de Seguridad Ciudadana de la capital, Omar García Harfuch, confirmó que los atacantes entraron a la ciudad desde el municipio de Nezahualcóyotl, Estado de México, y se trató de una agresión directa.

Hasta el momento se desconoce el paradero del otro atacante.