Uno de los argumentos, es que su nombramiento no es más que un pago de favores y por eso no puede estar al frente de la paraestatal

Poco después de que Enrique Ochoa Reza cumpliera 24 horas como director general de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) el PRD ya pedía su destitución.

El diputado federal Carlos Augusto Morales López aseguró que el perfil laboral del nuevo titular de la empresa es electoral y no del sector energético.

“El currículum difundido luego de su designación refiera una amplia experiencia en el terreno electoral y no en el energético, como profesor de Derecho Constitucional, doctor en Ciencia Política, maestro en Filosofía Política y exdirector del Centro de Capacitación Electoral del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, lugar en el que se desempeñó como secretario particular de la magistrada María del Carmen Alanís Figueroa, cuando ésta fue presidenta de dicho órgano jurisdiccional”.

Apenas ayer tomó protesta y llegó las oficinas centrales de la paraestatal y hoy en su segundo día recibe el primer obús de la izquierda que exige su salida.

Uno de los argumentos, es que su nombramiento no es más que un pago de favores y por eso no puede estar al frente de la paraestatal. 

El legislador señaló que el recién nombrado funcionario estuvo involucrado en una comida –publicado en el periódico Reforma- que hizo la magistrada Alanís Figueroa con el equipo de Enrique Peña Nieto como gobernador del Estado de México, para exonerarlo de que había violado la Constitución como lo había resuelto el IFE.

“El nombramiento de Enrique Ochoa Reza es un pago de factura evidente, por el favor recibido en aquel entonces y que evitó que Enrique Peña Nieto fuera sancionado, pues incluso se presume que la comida de este encuentro fue costeada por el hoy directo de la CFE, quien además de no tener la experiencia para ocupar el cargo de se nivel, abiertamente se ha manifestado a favor de la privatización de la electricidad en México. Esas son razones suficientes para removerlo del cargo”.

Morales López insistió en el área que mejor conoce Ochoa Reza es la electoral pues incluso contendió, impulsado por la magistrada Alanís, para ser consejero del Instituto Federal Electoral, cargo que no logró.

El legislador perredista defendió incluso al exdirector de CFE, Francisco Rojas, de quien aseguró su salida se había estado preparando desde diciembre pues nunca estuvo de acuerdo en el contenido de la reforma energética impulsada por el Gobierno Federal.

“Francisco Rojas renunció por estar en contra de la Reforma Energética, su relevo es un impulsor de la libre inversión en Petróleos Mexicanos y la Comisión Federal de Electricidad”.