La noche de este martes, el Servicio Sismológico Nacional (SSN) registró un sismo de magnitud 1.9 a dos kilómetros al oeste de la alcaldía Iztacalco.

De acuerdo con las redes sociales del SSN, el movimiento telúrico de baja intensidad tuvo origen cerca del cruce Eje 3 y Canal de Tezontle. La hora del fenómeno fue a las 22:43 horas.

Por su poca fuerza, el sismo no generó afectaciones en la Ciudad de México y tampoco ameritó la activación de la alerta sísmica.

Algunas personas reportaron haber percibido un ligero movimiento dentro de la alcaldía Iztacalco; sin embargo, para el resto de la capital del país fue prácticamente imperceptible.

¿Qué sabemos de estos pequeños sismos?

Los sismos de intensidad baja, como el de este martes, tienen un radio de percepción muy cortos, por lo que no ameritan la activación de una alerta sísmica, según se explica en la página de SkyAlert.

En el caso de la Ciudad de México, la sismicidad puede atribuirse a tensiones en la superficie acumuladas por décadas o siglos y, en algunos casos, a la sobreexplotación de los mantos acuíferos, especialmente en delegaciones como Tláhuac, Xochimilco, Iztapalapa, Iztacalco, Cuauhtémoc y Gustavo A. Madero, se lee en la explicación de la aplicación que se encarga de emitir alertas sísmicas.

Lee también: Por microsismos, UNAM advierte sobre posible nacimiento de nuevo volcán en Michoacán

La ausencia de agua provoca que el subsuelo colapse y se hunda, generando así pequeños movimientos del suelo. Debido a este fenómeno, algunos de los sismos que tienen epicentro en la Ciudad de México suelen estar acompañados de un sonido que se asemeja al de una leve explosión.

Sin embargo, son los sismos originados en lugares como Guerrero y Oaxaca los que tienen mayores probabilidades de activar la alerta sísmica en la capital.