Reporte Indigo

¿Qué pasa con la nueva ley de Banxico y por qué genera tanta polémica?

EE.UU. pone a México en la mira y lo incluye en monitoreo de operaciones cambiarias

EE.UU. pone a México en la mira y lo incluye en monitoreo de operaciones cambiarias

El miércoles, el Senado de la República aprobó en lo general y lo particular la reforma a la Ley del Banco de México (Banxico), lo que encendió alarmas entre analistas y funcionarios de la institución bancaria.

Según la reforma, las divisas no reclamadas se irán a las reservas internacionales del país.

Tras el anuncio, el peso mexicano operó este jueves con una ligera pérdida frente al dólar. El tipo de cambio se ubica en 19.9620 unidades por billete verde contra un cierre de 19.9300 ayer, según datos oficiales del Banco de México.

Lee: Logra mayoría en el Senado aprobar reformas al Banxico en materia de captación de divisas

Respecto a la aprobación de la reforma se indicó que en primer lugar las consideraciones y alternativas de solución que el Banco de México envió al Senado no fueron incluidas en el proyecto aprobado.

Cabe señalar que el Banco de México participó en el grupo de trabajo para colaborar en reformar dicha ley convocado por la Comisión de Hacienda y Crédito Público del Senado de la República, donde también asistió la Secretaría de Hacienda y Crédito Público y la Comisión Nacional Bancaria y de Valores.

¿Qué sucede?

Banxico consideró que si la Cámara de Diputados aprueba la reforma a la ley los estándares establecidos en materia de lavado de dinero se verían afectados, ya que las operaciones con dólares en efectivo son consideradas de alto riesgo.

“Ello podría dar lugar a que autoridades extranjeras impongan restricciones a las entidades financieras de su país y que ofrecen servicios de corresponsalía a las instituciones mexicanas para procesar la moneda extranjera que estas últimas capten, así como limitaciones a las operaciones y acuerdos celebrados con el Banco de México”, advirtió.

El problema radica en que Banxico asegura que no existe una acumulación de excedentes en dólares como plantea la reforma aprobada por el Senado.

Según la reforma —impulsada por el morenista Ricardo Monreal — se requiere solución a este ‘excedente’, ya que podría afectar a familias que reciben remesas. Lo que propone es que se compren las divisas excedentes y las incorpore a las reservas internacionales mexicanas.

“El proyecto propone lograr esto imponiendo al Banco de México la obligación de comprar esos billetes y monedas captados por la banca y que no puedan ser repatriados”, explica en un comunicado la institución bancaria.

Sin embargo, Banxico asegura que “la acumulación de excedentes de efectivo en moneda extranjera en los últimos años ha sido reducida y la gran mayoría de las instituciones ha podido colocar directamente entre sus usuarios y clientes las cantidades captadas en el país o bien, exportarlas a los países de origen, a través de los contratos de corresponsalía que mantienen con entidades del exterior”.

Por lo que aprobar el proyecto ocasionaría afectaciones y riesgos substanciales sin cumplir lo que quiere lograr.

Te recomendamos: Remesas alcanzan su mejor registro en tres años pese a pandemia

Adicionalmente, las autoridades competentes en materia de prevención del lavado de dinero coinciden en las afectaciones que ocasionaría el dictamen. Por ejemplo: que se congelen cuentas o incluso que se decomise dinero.

“Las sanciones que puede enfrentar el Banco de México podrían provenir de la Reserva Federal de Estados Unidos, quien podría congelar las cuentas de las reservas que el Banco de México tiene en su país. Estados Unidos ha congelado en el pasado las reservas de otros países, como Venezuela e Irán, debido a que reciben dinero de procedencia ilícita”, explica Gabriela Siller, directora de análisis de Banco Base.

Banxico también expuso que el proyecto beneficiaría a la población que recibe billetes y monedas extranjeros. Destacan principalmente quienes se dedican a actividades turísticas y aquellos que reciben remesas en efectivo, los cuales solo representan el 1% del total de las remesas enviadas al país.

¿Qué dice Monreal?

Ricardo Monreal, quien elaboró el dictamen, afirmó que con la nueva ley se logrará consolidar la autonomía del Banco de México, pues es una iniciativa de carácter social, en donde lo único que pretende es repatriar los dólares, que son una moneda de origen, a Estados Unidos y que el Banco de México pueda, potestativamente, incorporar los dólares como reserva nacional o internacional de México.

“Es una iniciativa progresista, es una iniciativa que tiende a regularizar el recurso, las divisas extranjeras y le da facultades al Banco de México para que potestativamente pueda incorporar esos dólares como reserva internacional, como reserva del Banco de México”, dijo.

Aseguró que no hay ninguna “agresión a la autonomía” del Banco central, ni tampoco temor o peligro de que se filtre el lavado de dinero, porque hay tantas ventanillas, tantos instrumentos jurídicos que no es posible que dinero ilegal pueda llegar hacia las arcas de las instituciones.

Exit mobile version