Este domingo, el diputado federal del Partido Acción Nacional (PAN), Gabriel Quadri, cumplió con el mandato del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) el emitir sus disculpas a la diputada trans Salma Luévano.

Y es que el panista compartió en su cuenta de Twitter la disculpa pública dirigida a la diputada federal Salma Luévano, por emitir comentarios transfóbicos y discriminatorios en sus redes sociales.

Ofrezco una disculpa a la diputada federal Salma Luévano Luna, porque las expresiones que emití en mi cuenta de Twitter fueron ofensivas, discriminatorias, y que generaron odio y vulneraron los derechos políticos-electorales de las mujeres-trans”, escribió en su cuenta de Twitter.

De hecho, en su propia cuenta de Twitter, Gabriel Quadri también dejó en claro que es respetuoso de las instituciones por lo que adelantó que buscará recurrir a la sentencia del Tribunal.

Incluso, el TEPJF determinó, el pasado 21 de abril, que Quadri cometió violencia política en razón de género y violencia contra la comunidad LGBTQ, luego de que en el mes de marzo, el legislador publicó en su cuenta de Twitter 11 mensajes contra la diputada Salma Luévano.

Además de la disculpa pública, con la sentencia Quadri deberá tomar dos cursos, uno en materia de violencia política en contra las mujeres en razón de género; y otro en materia de violencia contra las personas LGBTQ.

Puedes leer: Quadri asegura que 11 diputados de oposición fueron convencidos para avalar reforma eléctrica

Su nombre quedará inscrito en el Registro Nacional de Personas Sancionadas en Materia Política contra las Mujeres en Razón de Género, del Instituto Nacional Electoral (INE).

Lo anterior se produce después que Quadri aseguró que 11 diputados de oposición ya fueron convencidos para avalar la reforma eléctrica impulsada por el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO).

Así lo expresó el panista por medio de su cuenta de Twitter, en la que si bien no mencionó a Morena ni a sus aliados, sí hizo alusión a “Calígula” el emperador romano que se comparó con Dios por tener poder absoluto en Roma.