Desde antes de la pandemia de COVID-19, algunas alcaldías presentaban retraso en la ejecución de los recursos que la ciudadanía puede ejercer libremente. En la última ejecución del Presupuesto Participativo, la correspondiente al año 2019, Xochimilco fue la alcaldía más rezagada en la realización de los proyectos.

De acuerdo con el Tercer Informe de Avance Trimestral de Octubre a Diciembre de 2019 de la Secretaría de Administración y Finanzas (SAF) de la ciudad, la alcaldía Xochimilco en ese año no inició ni concluyó ningún proyecto decidido por sus localidades.

Cabe señalar, que dicho recurso es ejercido por las alcaldías una vez que los habitantes de sus colonias definen los proyectos en que quieren invertirlo.

Según el documento consultado por Reporte Índigo, en 2019, la demarcación territorial debía realizar 65 proyectos comunitarios. Sin embargo, al final de ese ejercicio todos tenían un avance de cero por ciento.

Para los 65 proyectos ciudadanos de Xochimilco, se dispusieron 61 millones 700 mil pesos para ejecutarlos.


De dicho monto, la alcaldía hasta diciembre de 2019, reportó el ejercicio de 49 millones 852 mil pesos, el 80 por ciento del total, pero sin tener ningún avance en obras

Lo anterior quiere decir que la administración xochimilca que encabeza José Carlos Acosta Ruiz, ya había gastado casi todos los recursos destinados para el Presupuesto Participativo de la alcaldía pero no entregó ni inició un solo proyecto.

En consecuencia, señala el documento, Xochimilco se convirtió en el gobierno con mayor rezago en la realización de los planes vecinales de 2019.

En comparación, otras alcaldías como Venustiano Carranza o Benito Juárez, en el mismo lapso habían terminado hasta el 98 por ciento de los programas de mejoramiento definidos por sus habitantes.

Cabe señalar que el informe financiero citado no muestra o explica las razones por las cuales Xochimilco no ejecutó ningún proyecto.

También es importante mencionar que el documento citado, es el último que contiene el avance del Presupuesto Participativo, pues en 2020 se suspendió su realización así como las obras y las actividades no esenciales por la contingencia sanitaria.

También puedes leer:

Presupuesto participativo a marchas forzadas en CDMX