Reporte Indigo

IZTAPALAPA

Proveedor del DF ¿conquista Acapulco?


Todas las empresas de Molleda funcionan como comercializadoras de un abanico de productos y servicios, que vende al sector público


El contrato de arrendamiento en Guerrero es por un monto mensual de 58 mil pesos, a cambio de explotar el área de juegos en un parque público 

El empresario Luis Molleda Cámara no sólo es uno de los proveedores favoritos en las delegaciones del DF, su influencia también llega hasta Acapulco.

El proveedor saltó a los titulares por prestarle una camioneta de lujo al delegado en Iztapalapa, Jesús Valencia, de quien ha recibido importantes contratos.

Una de sus empresas también recibió la concesión para explotar por 20 años una zona de juegos en el Parque Papagayo, en Acapulco, durante el periodo de Ángel Aguirre como gobernador de Guerrero. 

Aunque en la capital, su relación con el Gobierno del DF no es tersa, pues el empresario tabasqueño demandó a la administración local a través de Amcat Group, la firma con la que consiguió los contratos para dotar de juegos infantiles a algunos parques y camellones de la ciudad.

El juicio se ventila en el juzgado 32 de lo civil con sede en el Distrito Federal, cuyo expediente es el 994/2012.

En ese litigio que mantiene Luis Molleda Cámara, se ostenta como representante legal de Amcat Group, José Roberto Álvarez Marcen, un hombre clave dentro de los negocios del tabasqueño.

Álvarez Marcen aparece como el titular de la concesión que otorgó el gobierno del perredista Ángel Aguirre Rivero, en el estado de Guerrero, para explotar por un lapso de 20 años una área de juegos infantiles al interior del Parque Papagayo, que se ubica en el puerto de Acapulco.

Un Papagayo muy caro

De acuerdo con documentos en poder de Reporte Indigo, el exgobernador del PRD, quien abandonó su cargo tras la masacre de estudiantes de la normal rural de Ayotzinapa en Iguala, Guerrero, otorgó dicho contrato de arrendamiento a partir del 3 de abril del 2012 hasta el 4 de abril de 2027 a la firma “Papagayo Adventures”, cuyo registro se encuentra a nombre de Roberto Álvarez Marcen, representante legal de Luis Molleda en Amcat Group.

El objeto de dicho contrato es arrendamiento por un monto mensual de 58 mil pesos a cambio de explotar esa área de juegos que se instaló dentro del parque público Papagayo.

El modelo de Papagayo Adventures consiste en operar un minicentro recreativo al interior del parque Papagayo, en el que se colocaron atracciones como go karts, aca surf, euro bungy, X-treme, X-Board, así como un muro de escalar infantiles y otro denominado spider.

El arrendatario, en este caso Roberto Álvarez Marcen, cobra a los usuarios por usar esta área del parque que está dotada de juegos extremos.

De acuerdo con medios locales, el Papagayo Adventures fue inaugurado por autoridades estatales con bombo y platillo en el año 2012, sin embargo y pese a la publicidad que se le hizo, el centro recreativo no funciona como se esperaba, pues los usuarios consideran que los precios son muy altos.

En ese año, luego de la inauguración del Papagayo Adventures, el entonces gobernador del PRD, Ángel Aguirre, recorrió las instalaciones del parque junto con el magnate Carlos Slim Helú, pues en ese parque también se inauguró la biblioteca digital Telmex.

Aquel modelo de negocio fue similar al proyecto que Luis Molleda, a través de Amcat Group, arrancó en el DF en el sexenio de Marcelo Ebrard Casaubón, con quien inició la colocación de juegos infantiles en parques y áreas públicas de la capital.

Pero en Guerrero, a diferencia del DF, más allá de vender los juegos infantiles, la empresa explotaría el espacio cobrando a los usuarios por el ingreso y uso de los mismos.

Les vende de todo 

En el Distrito Federal, el área de juegos infantiles del Parque de los Venados, en la delegación Benito Juárez, fue y sigue siendo un rotundo éxito. Pero no fue así en todos los casos donde la empresa de Molleda instaló atracciones.

Como lo documentamos en la edición “Sus irregularidades no son un juego”, la Contraloría encontró, a través de auditorías especiales, que la empresa Amcat Group incumplió en algunos casos con el tipo de juegos y materiales que se le habían exigido mediante contrato.

Hasta el término del sexenio de Marcelo Ebrard y el inicio de la gestión de Miguel Ángel Mancera, Amcat Group mantenía demandado ante juzgados al Gobierno del Distrito Federal.

Amcat Group, igual que Amexire, cuyo nombre aparece como ganadora de diversos contratos en distintas delegaciones del Distrito Federal, se encuentran en diversas listas de padrones de proveedores de diferentes áreas del sector público.

La Dirección de Adquisiciones de la Oficialía Mayor de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal la reporta en el año 2009 como una de las participantes en procesos de licitación para la compra de materiales y herramientas.

En estos procesos la empresa se ostenta como “proveedor de comercio al por menor en ferreterías y tlapalerías” y cita como domicilio Avenida Coyoacán 729, colonia Del Valle, delegación Benito Juárez.

En la práctica, como sucede con Amexire, Nylex, Amcat Group y Grupo Brac, todas funcionan como comercializadoras de un abanico inmenso de productos y servicios, que van desde obra pública hasta juegos y artículos para parques públicos, lo que les permite vender de todo a delegaciones, secretarías y demás entes públicos de la administración local y federal, aunque ha tenido particular suerte con los perredistas.

“Si su servidor ha cometido una falta renunciaré inmediatamente”, escribió el jefe delegacional en Iztapalapa, Jesús Valencia, luego de conocerse que la camioneta que chocó en diciembre pertenece a Amexire, una de las empresas de Luis Molleda.

El escándalo sacó a flote a este proveedor de gobierno que amasó su fortuna a la sombra de muchos políticos perredistas. 

Exit mobile version