Derivado del programa “Manos del Mundo en el Vaticano” y con el objetivo de promover las artesanías elaboradas por las y los poblanos para reforzar la reactivación económica, el gobierno de Puebla y la Embajada de México ante la Santa Sede inauguraron un punto de venta en el llamado “Brazo de Carlomagno” en la Plaza de San Pedro, a la salida de la Basílica.

Los productos artesanales que las y los poblanos ofrecen a la comunidad vaticana y del mundo son de papel amate bordado, esferas de palma tejidas a mano, muñequitos de tela ataviados con trajes típicos, esferas de Chignahuapan, talavera, vidrio soplado y la metalistería.

Las y los artesanos de distintos municipios de la entidad participan dentro del programa “Manos del Mundo en el Vaticano”, iniciativa de cooperación que dignifica a las personas por su trabajo y promueve la superación personal.

Las artesanías ostentan el logotipo de los Museos Vaticanos y se venden como recuerdos; el producto de esta venta va directamente al artesano, lo que rescata y mantiene la tradición de las diversas comunidades de Puebla.

En el acto inaugural estuvieron presentes el embajador de México ante la Santa Sede, Alberto Barranco Chavarría; en representación del gobernador Miguel Barbosa Huerta los secretarios de Economía, Olivia Salomón; de Cultura, Sergio Vergara Berdejo y de Turismo, Marta Ornelas Guerrero y, monseñor Paolo Nicolini, delegado del Santo Padre para el Patrimonio Museográfico de la Sede Apostólica.

 

EXPOSICIÓN FOTOGRÁFICA

Por otra parte, en la famosa vía de la Conciliación, la avenida que simbólicamente une a Italia con la Ciudad del Vaticano, fue inaugurada una exposición fotográfica en el marco de la “Navidad Mexicana en el Vaticano”, la cual muestra las riquezas y bondades de Puebla -estado que este año representa a México-, por lo que los millones de turistas y visitantes que durante el periodo navideño asistan al Vaticano podrán admirar todo el esplendor de dicha entidad.

La exposición está integrada por 20 fotografías monumentales del estado, que es conocido mundialmente por su arquitectura barroca de templos y palacios, sus artesanías, paisajes y sitios históricos, escenario de episodios trascendentales en la historia de México.

Con sus tradiciones que se mezclan con los colores, olores y sabores de su exquisita gastronomía, Puebla es una entidad que hoy se muestra al mundo y le abre los brazos para decir “te esperamos.”