Seis alcaldías de la Ciudad de México manejan sus programas sociales en total opacidad.

Los gobiernos de Álvaro Obregón, Cuajimalpa, Cuauhtémoc, Iztapalapa, Magdalena Contreras y Tláhuac no han transparentado los padrones de beneficiarios correspondientes a los programas del ejercicio 2020.

El padrón de beneficiarios son los datos correspondientes a las personas que obtienen los apoyos sociales por parte de las alcaldías.

No publicar dicha información va en contra de lo que dicta la Ley de Transparencia, Acceso a la Información Pública y Protección de Datos Personales de la Ciudad de México. Según la fracción R del artículo 122 de la ley, todos los programas sociales deben ser transparentados tanto en montos asignados así como en quiénes son los beneficiarios.

“El padrón de beneficiarios deberá contener los siguientes datos: nombre de la persona física o denominación social de las personas morales beneficiarias, el monto, recurso, beneficio o apoyo otorgado para cada una de ellas, su distribución por unidad territorial, en su caso, edad y sexo”, señala dicho apartado del marco legal.

Especialistas afirman que operar en la opacidad los programas sociales es una mala práctica de los gobiernos locales y es un indicio del mal ejercicio de los recursos públicos.

Bases de datos de programas sociales vacías

Las seis alcaldías referidas tienen en sus portales de obligaciones de transparencia bases de datos descargables que deberían tener información acerca de los programas sociales, pero están vacías o contienen documentos que justifican la falta de la información.

En el caso de Álvaro Obregón, según la información consultada, cuatro programas sociales se han ejecutado durante 2020.

Sin embargo, solo está disponible el padrón de uno de ellos, el de Cultura Empresarial (apoyo para comercios durante la pandemia de COVID-19).

Respecto a Cuajimalpa, esta alcaldía cuenta con dos programas, el de Apoyo a Jefas y Jefes de familia, así como el de Alimentación Sana para CENDIS.

La única base de datos que hay disponible es la del primer trimestre de 2020 que no contiene ningún nombre de los beneficiarios y solo hay información sobre las reglas de operación de los proyectos.

Mientras que Cuauhtémoc tiene ocho programas sociales, de los cuales no hay información actualizada disponible.

La única base de datos que se puede descargar es una del primer trimestre de 2020, que contiene un link en donde supuestamente está el padrón de beneficiarios de los programas, pero solo descarga un documento que contiene una leyenda que justifica la inexistencia de la lista.

“Esta dirección general de desarrollo y bienestar se encuentra elaborando los padrones de beneficiarios, estos se publicarán una vez que se haya otorgado el apoyo, esto conforme al artículo 34 de la Ley de Desarrollo Social de la Ciudad de México”, dice la leyenda.

Posteriormente, Iztapalapa, que lleva a cabo 13 programas, tampoco cuenta con ningún padrón y al igual que en el caso anterior, hay una leyenda en la base de datos que explica dicha carencia.

“El padrón de este programa social se publicará en la Gaceta Oficial de la Ciudad de México, a más tardar el último día hábil del mes de marzo de 2021, el padrón de beneficiarios correspondiente, indicando nombre, edad, sexo, unidad territorial y demarcación territorial. Considerando que dicho padrón estará ordenado alfabéticamente”, señala la alcaldía.

La alcaldía Magdalena Contreras está en la misma situación que Iztapalapa; también justifica que el padrón se publicará a más tardar el 15 de marzo de 2021.

Por último, Tláhuac es la que mayor atraso tiene, pues la única información disponible sobre los programas sociales es la correspondiente al año 2018.

La Ley de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales de la capital estipula que los portales de obligaciones de transparencia deben de ser actualizados al término de cada trimestre del año.

Reporte Índigo consultó a personal de Comunicación Social del Instituto de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales de la Ciudad de México (InfoDF) sobre si la suspensión de plazos de solicitudes de información por la pandemia de COVID-19 afectaba a la actualización de los portales y la respuesta fue que no, porque no entra dentro de las actividades que se detuvieron.

Por lo cual, las cinco alcaldías están en incumplimiento por no publicar los padrones de sus programas sociales.

Mal ejercicio de los recursos

Las alcaldías tienden a hacer un uso clientelar de los programas públicos y es por ello que también son opacas en su funcionamiento, dice Víctor Colina, académico de la Facultad de Economía de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).


Existe discrecionalidad en el uso de los programas, hay un diseño fragmentado de los programas y también duplicidad con los que otorga el Gobierno de la ciudad y el federal

Víctor Colina

Académico de la Facultad de Economía de la UNAM

Añade que la falta de transparencia en el funcionamiento de los programas es un problema importante, porque es el rubro al que destinan la mayor parte de sus recursos.

“El 80 por ciento de los recursos de la alcaldía es usado en programas sociales, es el mayor gasto que hacen al año”, menciona.

También puedes leer: Favorecen alcaldías irregularidades de proveedores