En este año los Centros de Control Canino y Felino operados por los municipios tendrán que profesionalizar a su personal para evitar el maltrato animal, etapa que deberá ser supervisada por la Secretaría de Desarrollo Sustentable, a cargo de Manuel Vital.

Una reforma a la Ley de Protección y Bienestar Animal para la Sustentabilidad, aprobada por el Congreso local en diciembre de 2020, modifica tres artículos para que estos centros médicos cuenten con veterinarios con cédula profesional, no tengan antecedentes de maltrato animal y realicen un registro del personal.

La Secretaría de Desarrollo Sustentable tendrá la facultad y la atribución de supervisar que los Centros de Control Canino y Felino cumplan con las modificaciones y podrá impedir la contratación del personal que no cumpla con los requisitos.

“Son facultades y atribuciones de la Secretaría en relación con la presente ley, las siguientes: previa solicitud de la persona interesada, emitir una constancia de no existencia de sanción administrativa por ejercer algún tipo de maltrato o crueldad animal, así como las demás atribuciones que le otorgue esta ley, su reglamento u otra norma jurídica aplicable”, dice el artículo 11 reformado.

La iniciativa promovida por la diputada Independiente Progresista, Claudia Tapia Castelo, también modifica el artículo 83 de esta ley. Así, los responsables de los Centros de Control Canino y Felino deberán ser médicos veterinarios zootecnistas.

“Con cédula profesional vigente y no haber sido sancionados por ejercer algún tipo de maltrato o crueldad animal, lo cual acreditarán a través de la constancia emitida por la secretaría en los términos de la fracción III del artículo 11 de esta ley”, refiere la modificación.

Otro cambio que aprobaron los legisladores es el artículo 85 de Ley de Bienestar Animal, en donde se establece que el Centro de Control Canino y Felino deberá contar con los expedientes de experiencia y psicológicos de todo su personal.

“Los cuales deberán contar con al menos copias simples de su título y cédula profesional, diplomados, especialidades u otros que lo avalen. Dichos expedientes contendrán los resultados de las evaluaciones psicológicas periódicas practicadas a su personal y la constancia de no existencia de sanción por ejercer algún tipo de maltrato o crueldad animal”, dice la reforma a este artículo.

Un total de 26 organizaciones protectoras de animales celebraron la aprobación de esta reforma, incluso, entregaron un reconocimiento a la diputada Claudia Tapia por su labor para que el Congreso local avalara este dictamen. Ivonne Escarcega, de Prodefensa Animal A.C. (Prodan), reconoció a la legisladora por impulsar iniciativas que han trascendido y que han respaldado a los animales.

“La lucha por reconocer los derechos a los animales es algo que ha distinguido a Claudia, pero esto es una estrategia transversal que asegura presupuestos dignos y suficientes para que las autoridades cumplan con su labor”, dijo Escarcega.

Avanza figura de seres sintientes contra el maltrato animal

La Comisión de Medio Ambiente, a cargo de la diputada del Partido Acción Nacional (PAN), Claudia Caballero, avaló una reforma a Ley de Protección y Bienestar Animal para la Sustentabilidad de Nuevo León, que reconoce a los animales como seres sintientes.

En ésta se modifica el artículo 3 de esta reglamentación estatal para que un animal sea considerado como un ser vivo pluricelular, sintiente, consciente, constituido por diferentes tejidos.

“Con un sistema nervioso especializado que le permite moverse y reaccionar de manera coordinada ante estímulos”, dice la reforma.

La legisladora dijo que actualmente en esta ley se define a los animales como seres vivos sensibles, pero esto no equivale a que sean reconocidos como seres sintientes.


Tapia Castelo aseguró que este término estaría acorde con reformas realizadas por diversas entidades federativas como la Ciudad y el Estado de México, por mencionar algunas y colocaría a Nuevo León en una ruta franca hacia la mayor protección animal

Sólo falta que la propuesta de la diputada Independiente Progresista, Claudia Tapia Castelo, sea avalada por diputados del Congreso local en el Pleno.

“Regular la conducta de los seres humanos hacia las formas de vida de los animales, a fin de permitir su reproducción y desarrollo bajo condiciones de bienestar, debiendo tratarlos dign a m e n t e como seres sintientes”, dice la modificación al artículo 2.

También puedes leer: Contra el abandono y maltrato animal