La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) y las empresas armadoras de vehículos Mazda, Mitsubishi y Tesla realizaron un llamado debido a que 38 mil 882 vehículos de estas marcas presentan fallas.

La dependencia y las armadoras alertaron a los propietarios para que los dueños lleven sus carros a revisión.

Mazda

Para los vehículos de la marca nipona Mazda, los siguientes modelos, indicó la Profeco, tiene que asistir a revisión:

    • CX-5, años 2018 y 2019
    • CX-3, 2019
    • CX-9, 2018 y 2019
    • Mazda6, 2018 y 201
    • Mazda3, 2018
    • MX-5, 2018 y 2019
    • Mazda2, 2019 y 2020
El impulsor de la bomba de combustible pueda sufrir resequedad y deformarse debido a la baja densidad del material, y por ende interferir en la mecánica general de la pieza, lo que podría provocar interferencia con los componentes circundantes de la bomba de gasolina, en donde, de ser el caso, pudiera afectar el óptimo desempeño del motor al reducir el suministro de combustible
Procuraduría Federal del Consumidor

Mitsubishi

Para los siguientes modelos de Mitsubishi, también tienen acudir a una revisión:

  • Montero, del año 2008
  • 91, del 2009
  • 386, del 2010
  • 258, del 2011
  • 444, del 2012
  • 229, del 2013
  • 228, del 2014
  • 210, del 2015
  • 285, del 2016

Estos modelos pueden “presentar una posible condición que podría causar que el cliente experimente una sensación inusual en el pedal del freno y/o que los indicadores de funcionamiento en el tablero de instrumentos como lo son el testigo de motor y/o el de ABS se encienda durante la operación normal del vehículo”, señala.

Y precisó que en este caso se realizará el cambio completo del módulo de la bolsa de aire marca TAKATA por uno nuevo de la misma marca. Una evaluación técnica determinará la necesidad de realizar o no reparación o reemplazo alguno, explicó Profeco.

Tesla

Para la marca de autos eléctricos, el Modelo 3, del 2019 y Modelo Y del 2021, podrían presentar una falla en la suspensión.

“El enlace lateral de la suspensión delantera en los vehículos, se fija al sub-chasis mediante dos sujetadores. Si un sujetador no está asegurado con la especificación correcta, el sujetador puede aflojarse con el tiempo o separarse del sub-bastidor, lo que podría causar que el enlace lateral se separe del sub-bastidor”, explicó la dependencia.