La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) alertó a los consumidores acerca de “leches falsas”, productos lácteos supuestamente de origen animal, que se ostentan como leche, pero que tienen entre sus componentes otros ingredientes. 

Mientras algunos de los productos detectados como falsos no cumplen con lo que dicen en su etiqueta, otros venden menos de lo declarado y algunos más usan grasa vegetal.

Para la edición de junio de la Revista del Consumidor, Profeco analizó 17 leches que se encuentran en el mercado: dos parcialmente descremadas, tres parcialmente descremadas/deslactosadas, tres semidescremadas/deslactosadas, una leche semidescremada, ocho enteras y tres productos lácteos combinados.

Te sugerimos: Invadidos y olvidados

En cada uno de estos productos, los especialistas de Profeco analizaron la información nutrimental, proteína, grasa, carbohidratos, contenido energético, calidad sanitaria, contenido neto, sólidos no grasos y densidad. 

Ricardo Sheffield Padilla, titular de Profeco, indicó que dos de los productos analizados no venden la cantidad que declaran en sus envases, además de que otras son leches falsas.

“Hay dos productos que encontramos que no están cumpliendo con el volumen, no tienen litros completos, una leche que se llama Querétaro que tiene 75 mililitros menos y hay otra que se llama Los 19 Hermanos que tiene 36 mililitros menos”, afirmó. 

Sin embargo, lo que Sheffield consideró más grave de la leche 19 Hermanos es que no es leche, pues le adicionan grasa vegetal y contiene soya, por lo que la marca se encuentra en proceso de multa. 

“Una leche producida en los Altos de Jalisco, que resulta que no es leche, porque le añaden grasa vegetal y eso no se puede hacer. La gente siente que la leche está cremosa, y no lo es porque tiene soya”, explicó. 

¿Qué leches no cumplen con el contenido que ofrecen? 

La leche entera pasteurizada Querétaro de 1.892 L: tuvo hasta 75 ml menos del contenido declarado. 

Por otro lado, la leche 19 Hermanos de 3 litros, 3 bolsas de 1 litro cada una, tuvo hasta 36 ml menos de lo declarado en una bolsa, y en total en el empaque que contiene 3 bolsas individuales, tuvo un faltante de 107 ml. 

¿Qué leches incumplieron con el etiquetado?

Lala 100 Fresca sin lactosa Low Carb -30por ciento, Light/Leche semidescremada deslactosada ultrafiltrada pasteurizada, adicionada con vitaminas A y D. Reducida en grasa/México/1L: no contiene el mínimo de sólidos no grasos, y densidad mínima para una leche deslactosada. 

Profeco reporta que también otro producto de Lala, la Lala 100 Fresca sin lactosa deslactosada/leche semidescremada deslactosada ultrafiltrada pasteurizada, adicionada con vitaminas A y D. Reducida en grasa/ México/ 1 L, no contiene el mínimo de sólidos no grasos y con la densidad mínima para una leche deslactosada. 

¿Qué productos son “leches falsas”? 

La leche 19 Hermanos, en cualquiera de sus presentaciones, no es considerada leche, pues presenta una mezcla con grasa vegetal. 

¿Cuáles productos sí son leche? 

Varios productos que se encuentran en el mercado cumplen las reglas de etiquetado, composición, contenido entre otros requisitos para llamarse leches. 

Las leches que los consumidores pueden adquirir seguros de que se trata de un producto auténtico son: 

Lala Ligth baja en grasa 

Leche León 

Lala 100 sin lactosa 

Lala Deslactosada 

Leche Monarca 

Alpura Clásica 

Lala entera 

Lala Orgánica 

Liconsa 

Sello Rojo 

Bioré 

Gota Blanca