El procurador general de justicia de la Ciudad de México, Rodolfo Ríos Garza, renunció a su cargo este sábado, informó el gobierno capitalino. 

La dimisión del funcionario fue aceptada por el jefe de gobierno, Miguel Ángel Mancera, de acuerdo con un boletín de prensa, sin que se expusieran los motivos de su decisión. 

Miguel Mancera le deseó “éxito en sus futuras aspiraciones”. El cargo será ocupado por Edmundo Porfirio Garrido, quien hasta el momento se desempeñaba como subprocurador de Averiguaciones Previas Centrales, hasta que se designe un nuevo procurador.