¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Reporte
Nacional
imagen principal

HastaEncontrarles

Privación de la libertad la otra desaparición

Jonathan Ávila

A los casos de desaparición en Jalisco se ha sumado en los últimos años una oleada de intentos y privaciones de la libertad, delito coloquialmente conocido como ‘levantón’, de acuerdo con los reportes telefónicos de las policías municipales


Jul 16, 2019
Lectura 6 min
portada post

Cuando los policías llegaron a la Privada San Martín y Francisco Sarabia, vieron cómo dos hombres privaban de la libertad a un joven de apenas 22 años. El reporte lo habían recibido minutos antes en la cabina de radiocomunicaciones de la Comisaría de Tlaquepaque, al sur de la Zona Metropolitana de Guadalajara.

Era la noche del 2 de julio. La presencia policiaca poco los intimidó, pues subieron a su camioneta y arrancaron. Ahí empezó una persecución que terminó varias calles después. Los hombres salieron corriendo del coche porque la llanta se ponchó y quedaron inmovilizados.

Junto a 100 gramos de mariguana que cargaban en una bolsa negra dentro del auto, estaba el chico de 22 años que no tenía ni lesiones ni golpes, salvo el intento de haber ser ‘levantado’.

Días antes, el 26 de junio, la Policía Municipal de Zapopan, al norte de la misma metrópoli, había encontrado secuestrados a seis hombres y a una mujer en las calles Girasol e Ixtépete, en la colonia Mariano Otero, golpeados y maniatados.

Según sus primeras declaraciones, algunos tenían apenas tres días de haber sido privados de su libertad de manera ilegal, pero también había otros que fueron ‘levantados’ una semana antes.

En Jalisco, los reportes y las víctimas por casos de privación ilegal de la libertad han tenido una amplia resonancia en los últimos años, pero este 2019 alcanzó mayor eco por el entorno de confrontación iniciado por los grupos del crimen organizado y las autoridades locales.

667 privaciones de la libertad

Las alertas por las privaciones de la libertad no son menores, han alcanzado también a policías y funcionarios públicos de dependencias de seguridad, como el reciente caso del secretario particular en la Coordinación General Estratégica de Seguridad.

De acuerdo con datos proporcionados por las autoridades municipales y la Fiscalía General del Estado, a través de diversos oficios de transparencia, en Jalisco se han reportado alrededor de 667 privaciones de la libertad, 49 en tentativa, cuatro secuestros, dos secuestros exprés y 19 casos podrían estar ligados a estos delitos, pero no se especifica con claridad.

49 en tentativa

Esta información se obtuvo a través de una solicitud de información para saber el número de reportes de levantones en toda la entidad, según las policías locales, entre enero de 2018 y lo que va del año 2019.

4 secuestros

Son pocos los municipios que reconocieron tenerlos por estos casos, aún cuando mediáticamente se han reportado casos. De los 125 con los que cuenta Jalisco, solo respondieron 12: Tlajomulco, Tlaquepaque, Guadalajara, Zapopan, Lagos de Moreno, Huejúcar, Puerto Vallarta, Mezquitic, Zapotiltic, Ocotlán, La Barca y Chapala.

Tlajomulco sobresale al encabezar la lista registrada por este medio a partir de lo reportado en las policías municipales que contestaron afirmativamente. Este municipio del sur de la metrópoli tapatía registró 231 reportes de privación de la libertad en el último año y medio. Además de 40 casos en los que solo hubo la tentativa de este delito

Pero no son los únicos datos. De acuerdo con el oficio 2846 de la unidad de transparencia de la Coordinación General Estratégica de Seguridad, en ese periodo de tiempo también se realizaron mil 516 reportes al 911 por tentativa o privación ilegal de la libertad. Estos registros solo contemplan a ocho municipios: El Salto, Guadalajara, Ixtlahuacán de los Membrillos, Juanacatlán, Tlajomulco, Tlaquepaque, Tonalá y Zapopan.

2 secuestros exprés

De estos últimos destacan cuatro municipios en los que, a pesar de contar con las llamadas realizadas al 911, las comisarías locales dijeron no tener reportes en sus localidades por delitos ligados a la privación de la libertad, estos son El Salto (con 24 reportes), Ixtlahuacán (18), Juanacatlán (4) y Tonalá (190).

19 casos podrían estar ligados a esto delitos pero no se especifica con claridad

Existen otros casos donde el reporte de la policía coincide con la llamada al 911, como el ocurrido el 21 de febrero de 2019 en el municipio de Ocotlán, donde a una joven de 22 años la intentaron secuestrar en la calle 20 de noviembre, pero la autoridad aprehendió a los presuntos secuestradores cuando la chica llamó al número de emergencia.

Clasificación errónea del delito de Privación de la libertad

De acuerdo con el Sistema de Información sobre Víctimas de Desaparición, del gobierno estatal, hay mil 752 personas registradas como desaparecidas y cinco mil 752 como no localizadas. Los desaparecidos son aquellos cuya ausencia se relaciona con la comisión de un delito, mientras que los no localizados no contemplan delitos en los casos.

Pero organismos internacionales apuntan a que la privación de la libertad es uno de los elementos concurrentes más importantes para clasificar las desapariciones. Incluso las forzadas, pues el artículo 154-A del Código Penal de Jalisco define que ésta también aplica cuando el sujeto activo es un particular que priva de la libertad a una o más personas.

La Convención Interamericana sobre Desaparición Forzada de Personas contempla que la privación de la libertad es una de las conductas recurrentes en esta problemática, donde no solo aplica para autoridades sino también para particulares. Pero las dudas a nivel local surgen cuando no hay tipificaciones claras sobre cómo se registran los delitos según la autoridad.

Así lo explicó la encargada del área de incidencia y abogada experta en la problemática de las desapariciones del Centro de Justicia para la Paz y el Desarrollo, Anna Karolina Chimiak, al ser consultada sobre las cifras obtenidas por este medio y su posible liga con el entorno de desaparición.

“Una de las preocupaciones es justo que posiblemente puede ser puede ser que algunos delitos que constituyen y tienen características de desaparición de personas se clasifiquen como privación de la libertad y eso tiene varias consecuencias.

“Primero tiende a minimizar la problemática y los índices de desaparición, sobre todo para un estado que es uno de los que más desapariciones presenta a nivel nacional; obviamente esa puede ser una de las prácticas de invisibilizar la dimensión del problema. Por otro lado también es un intento de restar la responsabilidad del Estado, en cuanto a la presencia de los delitos tan graves”, expresó.

Te puede interesar: Reactivan Comisión de Búsqueda de Personas Desaparecidas de Jalisco


Notas relacionadas
doPlay

Ago 30, 2019

Ago 26, 2019
Lectura 5 min

Ago 13, 2019
Lectura 6 min

HastaEncontrarles

Desapariciones, el reto judicial en Jalisco

sergio.gonzalez


Ago 13, 2019 Lectura 6 min

Comentarios